27 de enero de 2015 / 04:28 a.m.

Con la intención de sacudirse la sombra del "deflate-gate", Patriotas de Nueva Inglaterra aterrizó la tarde de este lunes en Arizona, sede del Súper Tazón XLIX, con la misión de obtener el cuarto campeonato de NFL en su historia.

Sin contratiempos en su vuelo, los monarcas de la Conferencia Americana (AFC) arribaron al Aeropuerto Internacional Phoenix Sky Harbor, para arrancar la semana de preparación que alcanzará su cúspide el próximo domingo, cuando enfrenten a los vigentes reyes de la Liga, Halcones Marinos de Seattle.

Robert Kraft, su propietario; Tom Brady, mariscal de campo; Bill Belichick, entrenador en jefe, y el resto de los "Pats" recibieron una cálida bienvenida por parte del comité liderado por Willie McGinest, retirado apoyador que sumó 15 campañas como profesional (12 de ellas en Fóxboro).

La tranquilidad de la terminal contrastó con la alegría que se desató en el City Hall Plaza de Boston, donde el equipo se despidió de sus seguidores, prometiéndoles que los representarán de la mejor manera, "tenemos a los mejores fanáticos".

Tras descender del avión, abordaron un autobús que los llevaría a su hotel y, más tarde, la franquicia tiene programadas conferencias de prensa con su coach, su quarterback y otros tres jugadores, cuyos nombres aún no se revelan.

NOTIMEX