19 de febrero de 2013 / 01:48 p.m.

 El ex tesorero del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) Alejandro Muñoz se declaró listo para encabezar la batalla por el reparto de hasta 69 mil millones de pesos de la organización gremial entre poco más de 64 mil ex trabajadores y jubilados, sin admitir que esos fondos queden solamente en manos del grupo liderado por Martín Esparza.

Precisó que alrededor de 19 mil millones de pesos corresponden al patrimonio del sindicato, integrado por edificios, deportivos, predios y cuentas bancarias, mientras los restantes 50 mil millones se derivarían de la liquidación del contrato colectivo de trabajo solicitada ya ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Apenas tres días después de salir del Reclusorio Oriente, donde permaneció cinco meses y medio acusado de disponer indebidamente de 21.5 millones de pesos del SME, Muñoz sostuvo una conversación con Carlos Marín en el programa El asalto a la razón de MILENIO Televisión.

El líder de la disidencia sindical en la extinta Luz y Fuerza del Centro acusó al ex secretario del Trabajo, Javier Lozano, y al ex subsecretario de Gobernación, Roberto Gil, de ofrecerle dinero, casa y empleo, a cambio de ceder en el conflicto con Esparza.

Se declaró, incluso, dispuesto a confrontar a los ahora senadores panistas y repetirles de frente esas acusaciones.

Muñoz sostuvo, además, que Esparza financió el movimiento de Andrés Manuel López Obrador con 2 millones de pesos al mes durante seis años, para desviar así alrededor de 144 millones provenientes de las cuotas de los trabajadores electricistas.

—Si digo Martín Esparza, ¿usted se acalambra, se molesta o qué le dice el nombre de Martín Esparza?—le interrogó Carlos Marín, director general editorial de Grupo MILENIO.

—Martín Esparza representa para mí la corrupción y la mentira, y la corrupción y la mentira por el hecho de que se le mienta a los trabajadores cuando se extingue Luz y Fuerza del Centro con supuestamente demandar un patrón sustituto, cuando él sabía de antemano que no iba a ganar —respondió Muñoz.

EL PATRIMONIO DEL SMELa fortuna del otrora poderoso Sindicato Mexicano de Electricistas deviene de los 6.5 millones de pesos que Luz y Fuerza del Centro le depositaba semanalmente por concepto de cuotas de los trabajadores y su patrimonio se estima hoy en 19 mil millones de pesos, según explicó Juan Carlos Ortiz, abogado de Muñoz.

Tan solo los bienes inmuebles de la organización alcanzan un valor de 6 mil millones de pesos y entre ellos destaca un deportivo en la colonia Villa Coapa, al sur del Distrito Federal, con un valor aproximado de mil 200 millones de pesos.

Dichas instalaciones tienen una extensión superior a cuatro hectáreas, en las cuales se localizan un salón de fiestas, cuatro canchas de futbol, cuatro de frontón, una alberca olímpica y cuatro canchas de tenis y otras de squash.

Tras la extinción de Luz y Fuerza del Centro, el deportivo es rentado a particulares y existen ofertas de importantes clubes deportivos para adquirirlo en su totalidad.

Adicionalmente, la sede del SME inaugurada en 2008 tuvo un costo de 180 millones de pesos y su valor actualizado se aproxima a los 380 millones, pues además del terreno cuenta con un gimnasio y un estacionamiento.

La organización sindical tuvo su sede original en la calle Antonio Caso, delegación Cuauhtémoc, donde incluso se conserva un mural de David Alfaro Siqueiros.

El gremio de ex trabajadores electricistas tiene igualmente entre sus propiedades los edificios sindicales, deportivos e instalaciones diversas en diez localidades distribuidas en el centro del país, donde Luz y Fuerza del Centro prestaba hasta octubre de 2009 el servicio de suministro de energía eléctrica.

Por lo que hace a las cuentas bancarias de la organización, la mayoría de los ex trabajadores y jubilados desconoce el saldo actual, pero según el informe financiero dado a conocer en la asamblea del pasado 14 de julio, existen 80 millones de pesos congelados en diversas instituciones financieras desde que el ex presidente Felipe Calderón expidió el decreto de extinción.

Los fondos del SME se incrementarían exponencialmente una vez que se libere el fondo de reserva previsto en la cláusula 64 del contrato colectivo de trabajo y conformado con el equivalente a 1.6 por ciento de la nómina de los trabajadores de Luz y Fuerza desde 1936 hasta 2009.

Hasta el momento, ni el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) ni la organización sindical han contabilizado el monto al que puede ascender el referido fondo.

El abogado Juan Carlos Ortiz sostuvo que, independientemente del patrimonio del Sindicato Mexicano de Electricistas, se ha requerido ya a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje la liquidación del contrato colectivo de trabajo por cerca de 50 mil millones de pesos.

Según dijo, el gran total de recursos disponibles rondaría entonces los 69 mil millones de pesos, para su reparto entre 64 mil 500 electricistas:

15 mil 500 de ellos, seguidores de Martín Esparza y que aún no han cobrado su liquidación individual; los 29 mil ex trabajadores que hicieron efectivo su finiquito, y los alrededor de 20 mil jubilados de Luz y Fuerza del Centro.

A SEGUIR EN LA PELEAPese al desgaste de cinco meses de encierro en el Reclusorio Oriente, Alejandro Muñoz advirtió en la charla con Carlos Marín que no se retirará a la vida privada, sino que se mantendrá en la pelea por el patrimonio del SME.

"“Vamos a seguir en la pelea, porque yo creo que esto tenemos que terminarlo, porque lo que se comienza, se termina. Y como cuando me ofrecieron dinero Roberto Gil y Javier Lozano, lo dije bien claro: yo no traiciono a la gente que me apoyó, no puedo hoy dejarla al arbitrio"”, puntualizó.

Según dijo, "“la intención es que la liquidación del contrato y del patrimonio sindical no quede entre unos cuantos”".

Muñoz pidió la intervención del presidente Enrique Peña Nieto en la disputa.

“"Un llamado al señor Presidente, al cual agradezco su intervención en mi caso, a ver si nos puede dar una cita, porque sí es muy importante. La intención es que la liquidación del contrato y del patrimonio sindical no quede entre unos cuantos"”, subrayó.

Admitió, en su caso, la posibilidad de una audiencia con el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pues de acuerdo con su representante legal, ya se pidió cita al secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, pero no ha habido respuesta.

Respecto a la eventual entrevista con Peña Nieto, el ex tesorero del SME puntualizó:"“Sentimos que tenemos el derecho, porque déjeme decirle que hoy sí apoyamos al PRI, creemos en el señor Presidente hasta ahorita”".

Lamentó, en ese contexto, que el gobierno de Felipe Calderón haya apoyado a Esparza en muchos aspectos, incluso para encarcelarlo, no obstante que el ex líder sindical de los trabajadores electricistas respaldó la campaña de López Obrador.

—Usted afirmó que buena parte del dinero del sindicato lo empleó Martín Esparza para apoyar a Andrés Manuel López Obrador…

—Así es y los sigo sosteniendo. Yo le calculo que más o menos se le daban 2 millones (de pesos) al mes y Martín lo comenzó a apoyar desde el plantón en Reforma, hasta la campaña electoral.

Conforme a sus estimaciones, el financiamiento al movimiento del tabasqueño pudo alcanzar 144 millones de pesos de las cuotas de los trabajadores electricistas entre 2006 y 2012.

 — REDACCIÓN