18 de febrero de 2015 / 07:12 p.m.

Un alto dirigente del baloncesto americano reconoció hoy que la organización del Preolímpico 2015 en México también corre peligro por problemas financieros, poco después de que el país anunciara su renuncia a ser sede del Mundial de natación de 2017.Alberto García, secretario general de FIBA Américas, la subsidiaria continental de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), advirtió hoy de los problemas de Monterrey para albergar el certamen en agosto, aunque dejó abierta la posibilidad de que el torneo se traslade a otra sede en México."Se puede hacer en México pero en otra sede. En lugar de Monterrey ir a Distrito Federal. Lo vamos a definir el 3 de marzo", afirmó el dirigente en declaraciones radiales al programa argentino "Uno Contra Uno".El secretario general de FIBA Américas fue muy contundente al asegurar que México se expone a duras sanciones en caso de renunciar a la organización del campeonato, que entrega dos plazas para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. "Si México no organiza el Preolímpico se queda afuera del evento y del sistema FIBA", afirmó García.En ese caso, la sanción no sólo sería para la federación mexicana, sino que también se trasladaría a los clubes que participan en los distintos torneos continentales. "Cualquier tipo de sanción para México también se va a aplicar para los clubes", añadió el dirigente.El martes, el Comité Olímpico Mexicano (COM) reconoció que por recortes presupuestarios, varios acontecimientos previstos en el país para este año y el que viene corrían riesgo de suspenderse, según afirmaron medios de aquel país."Habrá una reunión en la Secretaría de Educación Pública (SEP) para saber qué eventos se tienen que suspender. Hay mundiales como el de judo y el de triatlón, además del Preolímpico de baloncesto", afirmó el presidente del organismo olímpico, Carlos Padilla.Debido a la drástica bajada de los precios del petróleo, México anunció en enero un recorte en los presupuestos.Esa medida llevó hoy al gobierno mexicano a anunciar su renuncia a organizar el Mundial de natación previsto para 2017 en Guadalajara, cuyo costo está estimado en unos 100 millones de dólares.

AGENCIAS