MIRIAM CASTILLO
16 de junio de 2013 / 05:19 p.m.

Reino Unido • El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que México, en el marco de la cumbre del G8 en la que participará esta semana, tratará de lograr convenios con las naciones que permitan el intercambio de información para abatir la evasión fiscal y el lavado de dinero.

"México está buscando realmente que las empresas globales no evadan los impuestos. Ocurre una práctica que se observa hoy en el mundo entero, sobre todo en las grandes empresas globales, pues es tener, o inscribirse en distintos países, tener ahí sus registros, y buscar, a través de esta aparente planeación fiscal, el pago debido de impuestos, en los países, donde tienen participación productiva", dijo.

Previo a la reunión que sostendrá con los líderes de los países integrantes del G8, el presidente adelantó que la intención es compartir información que permita una mayor transparencia sobre las empresas y sus obligaciones tributarias en México.

Respecto a la reforma hacendaria y a la posibilidad de un nuevo régimen fiscal prefirió no adelantar vísperas y dijo que la propuesta se presentará conforme al calendario fijado en el Pacto por México.

En ese mismo sentido, dijo que la propuesta buscará regímenes más simplificados, impuestos más justos y mecanismos más eficientes para la recaudación.

Subejercicios y desaceleración

El mandatario federal rechazó que se tenga un subejercicio en el gasto público y calificó como "especulaciones", los comentarios que se encaminan en dicho sentido.

Consideró que es "natural" que se tengan algunos gastos de manera específica y aseguró que se acelera el ritmo de gasto en tanto se regulariza la operación del gobierno recién entrante.

Enrique Peña dijo que la desaceleración económica que se tienen en el país se debe a factores externos, por lo que la expectativa al respecto es que cada vez se tendrá un mayor crecimiento y aceleración del gasto.