17 de julio de 2013 / 11:40 a.m.

México • El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que la captura del líder de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, Z40, confirma que el presidente Enrique Peña “va en serio” contra los cárteles del narcotráfico.

Recordó que la primera vez que habló con el mandatario mexicano, éste le expresó "de una forma seria" la necesidad de combatir a esas organizaciones "y creo que esto (la captura) es evidencia de ello", agregó.

Entrevistado por León Krauze, colaborador de MILENIO, para la cadena televisiva Univision, Obama dijo que la detención de Treviño Morales "muestra que la administración del presidente Peña Nieto es seria al querer continuar con los esfuerzos por romper las operaciones de droga trasnacionales".

Reiteró, además, que Estados Unidos apoya la lucha antidrogas del país vecino "de una forma que respeta la soberanía de México.

"Queremos estar seguros de que (los mexicanos) sepan que somos un compañero, porque al final de cuentas el narcotráfico está teniendo un impacto no solo en México, sino en Centroamérica y Estados Unidos".

También admitió que su país debe reducir la demanda de droga en Estados Unidos, además de disminuir el tráfico de armas y dinero ilegal. "Creo que es lo que busca el presidente Peña Nieto", señaló.

El gobierno de Obama felicitó a su par mexicano por la detención de Treviño Morales, pero evitó hablar de una posible petición de extradición, pese a que el sospechoso es requerido por el Departamento de Justicia estadunidense desde 2008.

Su captura "es otro avance más del pueblo de México hacia el desmantelamiento del crimen organizado; elogiamos a nuestros aliados mexicanos en ese sentido", señaló un portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell.

La agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) felicitó también al gobierno de México por la detención del líder de Los Zetas y señaló que "su despiadado liderazgo ha llegado a su fin".

Reconoció el trabajo que realizaron por el gobierno federal para lograr la ubicación de esa persona, quien está vinculada a un número incontable de crímenes.

"Treviño Morales, jefe del notoriamente violento y sanguinario cártel de Los Zetas, ha sido un hombre buscado por años. Su despiadado liderazgo ha llegado a su fin", expresó la DEA.

En gira por San Luis Potosí, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció el trabajo de la Marina por la captura del Z40 y aseguró que fue el uso de la inteligencia y la tecnología en el combate a la delincuencia organizada lo que permitió el arresto.

A unas horas de la detención del presunto capo, el mandatario dijo no temer una reacción de los grupos criminales.

Peña Nieto insistió en que se harán inversiones en tecnología e inteligencia para lograr “tiros de precisión” contra las organizaciones criminales.

"Ampliaremos las inversiones para un mayor equipamiento y uso de las tecnologías, a fin de actuar con inteligencia, precisión, con tiros certeros y que no estemos trabajando sin brújula", sostuvo en una entrevista a bordo del avión presidencial.

Antes hizo un reconocimiento a las fuerzas de seguridad por la captura del presunto capo y confió en que se cumpla con el compromiso de generar mejores condiciones de seguridad.

"No hemos cejado en nuestro objetivo de dar con esos blancos, pero sobre todo, de lograr lo que estamos buscando en toda la estrategia, que es abatir los índices de criminalidad y violencia.

"Lo estamos logrando: son alentadoras las cifras que hemos tenido, en las que se advierte claramente una disminución gradual de homicidios, que es uno de los énfasis especiales que estamos teniendo", aseguró el titular del Ejecutivo federal.

MIRIAM CASTILLO