David Monroy
3 de septiembre de 2013 / 09:59 p.m.

 

CUERNAVACA, MOR. • Baltasar Garzón Real, actual asesor del Tribunal de Justicia de la Haya aseguró que la penalización de la mariguana debe desaparecer, porque “de nada sirve tener a los consumidores en la cárcel” mientras no existe en México una estructura legal y gubernamental capaz de frenar el verdadero fin del tráfico de la hierba como son las enormes ganancias que obtienen los grupos criminales.

Durante el Foro Sociedad de Derechos Despenalización de la Mariguana que promueve el gobierno de Morelos para soportar su propuesta de quitarle la carga legal al tráfico de la cannabis, Garzón Real aseveró que la penalización de la mariguana es un delito instrumentado a través de una “decisión política” que no sólo no construyó un andamiaje para prevenir las adicciones, sino que ha llevado a la cárcel a miles de jóvenes adictos.

“Lo que quiero decir es que no estamos frente a un problema insoluto. Sólo una decisión política estableció que esto era delito, pero no reguló –por ejemplo – cómo contrarrestar las adicciones en ese momento… porque, que se legalice o despenalice la adicción como el alcohol u otros fármacos… (no será la solución) va a seguir siendo igual de nociva si no hubiera prohibición.. “, apuntó el jurista.

Al establecer abiertamente su inclinación por despenalizar a la mariguana, Garzón consideró que es un avance que en estos momentos gobiernos locales, como el de Morelos, promuevan y patrocinen foros para debatir el tema, y aseguró que avanzar dentro del tema es ir “directamente a ubicar cuáles son los segmentos de población más vulnerables y más sistemáticamente vinculados al consumo, al tráfico y a la persecución” para conocer su fenomenología.

En su exposición, recordó que en España la mariguana no se encuentra penalizada, sino que se trata de un tema de “elección”, mientras que en otros países donde se ha despenalizado como en el caso de Portugal, en la actualidad es el país con menor consumo de toda Europa. En el caso de Italia, la mariguana se penalizó y luego que se tuvo que despenalizar para despresurizar las cárceles.

Por su parte, el ex canciller de México, Jorge Castañeda Gutman, dijo que sólo la apertura que vive México ha permitido que temas como la despenalización de la mariguana puedan tocarse de forma abierta. “Esto, hace diez años no hubiera sido posible”, destacó.

Agregó que según encuestas nacionales sobre adicciones, México se encuentra muy por debajo del consumo de drogas de muchos países de Centro América, Sudamérica y Europa por lo que consideró que al existir un consumo menos con respecto a otras naciones similares a México, qué caso tiene mantener penalizada la marihuana.

Por su parte, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, promotor de la iniciativa de despenalizar la mariguana, aseguró que la sociedad mexicana debe pasar de los prejuicios a los juicios, ya que los primeros se dan en medio del desconocimiento de los temas, en tanto que los juicios hablan de que un tema ha sido discutido informadamente.

Reiteró que la despenalización de la mariguana permitirá despresurizar las cárceles, pero también evitar que miles de jóvenes vayan a la cárcel, por primera vez, al serles encontrada mariguana en sus ropas. Indicó que 70 por ciento de las detenciones de jóvenes, están vinculadas por la posesión de vegetal verde. Apuntó también que esto debe acompañarse con una política de salud que prevenga las adicciones y de terapia y atención médica a los consumidores con el ánimo de propiciar una cultura de salud y para la salud en el tema.

Al Foro Sociedad de Derechos Despenalización de la Mariguana, también fueron invitados la promotora de la seguridad y los derechos humanos, María Elena Morera; el periodista, Héctor Aguilar Camín, entre otros, como el obispo de Cuernavaca, Ramón castro que finalmente no asistió.