NOTIMEX
4 de septiembre de 2013 / 01:00 a.m.

Ciudad de México • El presidente de la Comisión de Educación en el Senado, Juan Carlos Romero Hicks, expuso que con la nueva Ley del Servicio Profesional Docente se evitará que entre 80 mil y 100 mil maestros gocen de su sueldo cuando tengan comisiones sindicales o de otro tipo.

Al reanudarse la sesión ordinaria en el Senado y al fundamentar el dictamen de dicha ley, el senador destacó que este es uno de los temas que preocupan a los legisladores.

Al fijar la posición del PAN, la legisladora Luisa María Calderón adelantó que su fracción votará a favor del dictamen, porque ello significa formalizar el trabajo que su partido ha hecho durante 12 años.

El PRI, en voz del senador Daniel Amador Gaxiol, reafirmó el compromiso de su partido de legislar por un México con educación de calidad para todos.

El perredista Raúl Morón Orozco exhortó a abrir un debate nacional donde se discuta el modelo educativo y derivarlo en lo que tiene que ser una real reforma educativa, al considerar que con una evaluación punitiva, no se va a resolver el problema educativo en el país, por lo cual dijo que no es viable la ley a discusión.

En su exposición, Romero Hicks dijo que existen entre 80 mil y 100 mil maestros comisionados, por lo que el nuevo marco legal señala que el mentor que esté en alguna comisión sindical no deberá recibir su salario con cargo al erario público.

En la tribuna del Senado expuso que dichas comisiones las deberá pagar el sindicato de maestros con sus recursos y no con cargo a la nómina magisterial.

Destacó que no se trata de reprimir a nadie, pues se han escuchado y se han incluido consideraciones del magisterio en el dictamen que se discute en el Senado.

El senador del Partido Acción Nacional agregó que con la nueva ley se regula el servicio profesional docente, así como los derechos del magisterio y se asegura la transparencia y rendición de cuentas.

Romero Hicks subrayó que es una ley general y por ello no hay excepciones en su aplicación.

La creación del servicio profesional docente debe considerarse como un proceso transparente, que propone herramientas para el ingreso, revisión, calificación, certificación, permanencia y promoción de los docentes a efecto de dotarlos de certeza para el ejercicio de su profesión.

Con este marco legal, se sentarán las bases para contar con profesores certificados de alto nivel profesional, resaltó.