24 de marzo de 2013 / 05:48 p.m.

Guerrero • Tras 15 horas de negociación, el magisterio disidente y el gobierno estatal pactaron la firma de una minuta de acuerdos que tendrá como consecuencia la liberación de Palacio de Gobierno, las instalaciones del ex Ineban y la reapertura de nueve normales públicas que se mantienen cerradas desde el 12 de febrero.

El cabildeo entre las comisiones negociadoras fue avalado por el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava.

El diálogo se prolongó hasta la 01:30 de la madrugada de este domingo 24 de marzo, cuando la comisión de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) abandonó la residencia oficial para trasladarse al plantón e informar a las bases los compromisos pactados.

Gonzalo Juárez Ocampo, secretario general de la CETEG, calificó los acuerdos como un éxito, ya que colocan a Guerrero como un referente en el contexto de la lucha contra la Reforma Educativa federal.

De los acuerdos

El dirigente del magisterio cetegista salía de Casa Guerrero cuando fue cuestionado sobre los acuerdos pactados, los que serían ratificados horas más adelante en un evento conjunto con el jefe del Poder Ejecutivo local.

Informó que ya estaba pactada la publicación de la convocatoria para el concurso de nuevo ingreso en las nueve normales públicas de la entidad, por lo que los trabajos académicos correspondientes al segundo semestre del año reiniciarán a partir del próximo 9 de abril.

Se van a instalar mesas de trabajo por cada escuela Normal con la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), para efecto de garantizar la solución a la problemática interna de cada plantel.

En cuanto a las plazas para los egresados, la comisión negociadora aceptó ceder en la petición de que fueran automáticas y no bajo el esquema del concurso de oposición, como ocurre ya desde hace varios años.

Pero el Gobierno se comprometió a gestionar la mayor cantidad posible de espacios laborales para los nuevos licenciados en Educación.

Decreto que amortiza la reforma

Gonzalo Juárez Ocampo dio a conocer que ante la imposibilidad de modificar una reforma aprobada en el Congreso de la Unión, se trabajó en modificaciones a la Ley de Educación del Estado de Guerrero, con la intención de amortizar los efectos negativos de la legislación federal.

“Cuidamos que se garantice la gratuidad de la educación; porque sostenemos que la autonomía de gestión debe pararse a partir de que se abre cada vez mas la posibilidad de que sean los padres de familia los que paguen los servicios educativos”, indicó.

Respecto a la evaluación hacia los maestros, dijo que se cuidó mucho el que esta se aplique de manera lesiva a los trabajadores de la educación.

“En un proyecto de decreto que se mandará al Congreso local se crea el Instituto de Evaluación Educativa para el Estado de Guerrero (IEEGRO), mismo que se encargará de elaborar una evaluación democrática, formativa, incluyente y no punitiva; que se va a desarrollar de manera conjunta con maestros, alumnos y padres de familia desde las escuelas”.

Para la integración de dicho órgano, dijo que se van a desarrollar foros de consulta, en los que se tendrá el cuidado de escuchar todas las voces de la sociedad.

El dirigente estuvo acompañado por varios integrantes de la cúpula cetegista, quienes admitieron que la negociación se demoró a partir de los términos en que se redactó la minuta.

“A veces, en una palabra o frase se dicen muchas cosas, por eso hubo una revisión minuciosa y nos tardamos tanto en la elaboración del documento”, apuntó.

Liberarán el Palacio de Gobierno

Tras la firma de los acuerdos, Gonzalo Juárez dijo que la consecuencia inmediata será la liberación de los edificios tomados a partir de que estalló el movimiento parista.

Eso implica retirar el campamento del Palacio de Gobierno y entregar las instalaciones del ex Ineban, estas últimas bajo el control de alumnos de las nueve normales públicas.

El paro prevalecerá hasta en tanto el Congreso local sesione para aprobar el decreto que garantiza la gratuidad de la educación en el estado, además de que se crea el Instituto de Evaluación para el Estado.

Como el movimiento sigue, el plantón de Palacios se mudará a las calles aledañas al edificio que ocupa la CETEG en la colonia burócratas de Chilpancingo.

La comisión negociadora calificó los acuerdos alcanzados como un triunfo del movimiento, que coloca a Guerrero como un referente nacional en el contexto de la lucha contra la Reforma Educativa.

Dijo que el Poder Legislativo local habrá de trabajar con rapidez para aprobar el decreto que marcará el desenlace del movimiento.

“El Congreso local tiene una deuda con los maestros y estudiantes desde el momento en que aprobó una reforma sin un análisis previo, esa es la manera en que se puede reivindicar y convertirse en un elemento importante para la solución del problema”, indicó el dirigente.

La Comisión de Educación del Congreso local, está presidida por Víctor Salinas Salas, ex dirigente de la Sección XIV del SNTE que actualmente milita en el PRD.

Hasta el momento no se habla de la no acción penal contra los dirigentes del movimiento, entre otras cosas porque algunos delitos imputados son de nivel federal y se tiene que interceder ante la Procuraduría General de la República (PGR).

Los salarios retenidos a los más de 6 mil trabajadores involucrados en el paro, se dijo que estarán completamente cubiertos a más tardar el lunes o martes de la semana que inicia.

ROGELIO AGUSTÍN