9 de febrero de 2013 / 06:49 p.m.

Ciudad de México.- El vicecoordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Marco Antonio Bernal, aclaró que permitir la inversión privada en Petróleos Mexicanos (Pemex), no significa “privatizar ni vender” la paraestatal.

En entrevista, indicó que la falta de tecnología y capital obliga a México a importar más de 21 mil millones de dólares de gasolinas, “casi el 40 por ciento de la que se consume en el país la estamos importando”.

Mencionó que aquellos partidos y actores políticos que aseguran que el gobierno de Enrique Peña Nieto, quiere “privatizar Pemex”, sólo incurren en un falso debate.

El también presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, dijo, que la agenda de su partido y de su bancada “es muy clara”, porque sólo plantean dinamizar las áreas de explotación de hidrocarburos, refinación y transporte lo que permitiría, incluso, en bajar las tarifas eléctricas del país.

“La dotación de recursos que se requiere para poder tener una industria energética fuerte, poderosa y competitiva se puede lograr con la apertura al capital privado. No vamos a vender nada de Pemex, no va a cambiarse el 27 Constitucional que señala que los hidrocarburos son propiedad de la nación”, dijo.

Bernal mencionó que para modernizar la paraestatal es necesaria la asociación con otras empresas, tal y como lo anunció en semanas anteriores el presidente, Enrique Peña Nieto, lo cual aclaró “no es privatizar”.

“Una acción de privatización de Pemex es que lo pusiéramos a la venta. Por definición Pemex forma parte de la industria paraestatal, está controlada por el Estado. La pretensión que tenemos es que Pemex sea una empresa que tenga todos los instrumentos para planear el desarrollo de la industria y explotar mejor los recursos del país y sea el pivote de un área que necesitamos que crezca rápidamente”, aseveró.

El priista pidió centrar el debate en cómo hacer una empresa más eficiente que deje mayores beneficios a los mexicanos y crear los empleos que el país está requiriendo.“Se puede uno asociar con cualquier otra empresa, simple y sencillamente se tienen que hacer los cambios legales que le den a Pemex el instrumental técnico y administrativo y modernizarse.

Abrir al capital privado, no es privatizar, porque no estas vendiendo absolutamente nada Pemex seguirá siendo una empresa estatal. Podemos tener una cadena industrial en el sector de la energía que nos puede hacer una potencia energética”, indicó.

ISRAEL NAVARRO