19 de abril de 2013 / 02:00 a.m.

 Ciudad de México • El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra, calificó como perverso, inhumano y cruel la manipulación de la justicia a través de los testigos protegidos.

En entrevista dentro del Palacio Legislativo de San Lázaro, lamentó que cerca de 70 procesos se hayan desarrollado en base a declaraciones de sin fundamento del testigo conocido como Jennifer.

“Lo que resulta altamente perverso, en cualquier sociedad desarrollada, es que se violenten los debidos procesos y que se manipule la acción de la justicia con un testigo protegido que estuvo en todos lados y en todas partes y que sirvió de base, creo, para 70 procesos; eso me parece verdaderamente perverso y me parece injusto, me parece inhumano y me parece cruel”, condenó.

El priista mencionó que es necesario levantar la voz ante estos casos, porque “todo mundo estamos en riesgo de que nos pueda suceder”.

Arroyo Vieyra respaldó la decisión del Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, para liberar al general retirado Tomás Ángeles Dauahare.

“Aprecio y admiro mucho al abogado de la nación, porque tiene la definición de que el buen procurador es aquel que mete a la cárcel al culpable, pero procura la calle para el inocente”, dijo.

Aseguró que con Murillo Karam al frente del Ministerio Público, se tiene lo que desde hace mucho tiempo se carecía: “el respeto de la sociedad y credibilidad”.

El coordinador de los diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones, indicó que las autoridades tienen la obligación, en el caso de que exista denuncia del afectado, continuar con la averiguación y determinar quién fue el responsable “del abuso del poder”.

Por separado, el líder del Verde en San Lázaro, Arturo Escobar, señaló que la verdad jurídica debe prevalecer en un Estado de Derecho y agregó que cuando no se integran bien los expedientes, no se investiga meticulosamente y se abusa de la figura del testigo colaborador, el resultado es la libertad.

Agregó que lo anterior, es un claro ejemplo de la liberación del general Tomás Ángeles Dauahare. “Es otro caso más de ciudadanos que han sido aprehendidos, arraigados, procesados, liberados, y cuya prueba principal ha sido el testigo colaborador”, insistió.

El coordinador de MC, Ricardo Monreal, exigió al ex presidente Felipe Calderón y a los jueces que ordenaron la aprehensión de Ángeles Dauahare explicar el por qué envilecieron y politizaron las instituciones.

“Es un asunto muy delicado porque evidencia lo que nosotros hemos dicho ´no hay justicia´. En este país la justicia está en estado de putrefacción”, dijo.

 ISRAEL NAVARRO Y FERNANDO DAMIÁN