10 de febrero de 2013 / 11:39 p.m.

Ciudad de México • El coordinador de los senadores perredistas, Miguel Barbosa, afirmó que la violación a seis turistas españolas ocurrida la semana pasada en Acapulco, Guerrero, obliga a los tres órdenes de gobierno a agotar todas las líneas de investigación.

El legislador poblano resaltó que también deberán capturar a los responsables, de lo contrario quedarán en entredicho la actuación de las autoridades y la procuración de justicia en México.

Este lamentable suceso no será resuelto con el deslinde de competencias o responsabilidades, con declaraciones desafortunadas o peticiones dramáticas de apoyo federal, sino a través de acciones y estrategias coordinadas entre los ámbitos de gobierno, subrayó.

Guerrero es una de las entidades que enfrenta enormes complejidades y obstáculos; "precisamente por esa situación, la ciudadanía guerrerense optó por un cambio y eligió a personas con la capacidad, experiencia y fuerza para responder a sus demandas", señaló.

"Esa confianza no puede ser defraudada", remarcó y alertó porque estos lamentables sucesos en Acapulco pueden generar daños económicos por el retiro del turismo español y europeo de los centros vacacionales mexicanos.

Esta situación, añadió, es grave porque en estos momentos el gobierno federal y diversos gobiernos estatales ven al turismo como una rama de la economía para detonar el desarrollo, y la mejor promoción de los destinos turísticos es garantizar la seguridad para los visitantes.

"No podemos resignarnos a que la inseguridad impida que ciudadanos de todo el mundo nos visiten porque no podemos garantizar los mínimos de seguridad necesarios", precisó en un comunicado.

Barbosa Huerta consideró que se debe hacer justicia en este caso y que "las violaciones no deben quedar impunes; de lo contrario, la capacidad de las autoridades responsables quedará en entredicho y con esto, toda la procuración de justicia en nuestro país".

El también presidente del Instituto Belisario Domínguez refirió que México tiene que dar muestra de su capacidad de investigación y aplicación de la justicia, por eso demandó a las autoridades federales, estatales y municipales no escatimar recursos para esclarecer estos hechos.

Es necesario, insistió, brindar atención a las víctimas y a sus acompañantes, lograr la captura de sus agresores y después tomar acciones y decisiones para que delitos de esta naturaleza no vuelvan a presentarse contra ningún turista extranjero o nacional.

"Hechos como los acontecidos en Acapulco deben ser el motivo para que los tres órdenes de gobierno tengan acciones coordinadas, estrategias innovadoras y sobre todo, sensibilidad ante las víctimas", enfatizó.

NOTIMEX