28 de julio de 2013 / 05:00 p.m.

Durango • El líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, pidió no condicionar la discusión de las reformas energética y hacendaria hasta no haber concluido la reforma político-electoral.

“Creo que hay que dialogar; lo que me parece importante es que no condicionemos el inicio de las discusiones de la reforma energética y hacendaria hasta que concluyamos la política-electoral, porque corremos el riesgo de diferir semanas, meses o hasta años las reformas económicas que tanta urgencia le hacen a los mexicanos, que quieren mejor empleo, mejores pagos y la multiplicación de oportunidades de salud y mejor calidad en la educación e infraestructura. Hay temas que no pueden esperar”, expresó el dirigente partidista.

Por ello, Camacho hizo un llamado a los integrantes del Pacto por México a discutir las reformas que, dijo, transformarán la vida de México.

Añadió que el Pacto, que ha sido un gran instrumento para lograr acuerdos, está en la víspera de reiniciar sus trabajos porque hay asuntos importantes para revisar como las reformas antes mencionadas.

“Debemos darle prioridad a los temas que importan a los mexicanos, más que a los que importan a los partidos políticos, que al final tenemos la representación de militantes”, expresó el líder nacional del tricolor.

En otro tema, Camacho Quiroz resaltó durante su visita a Durango los “excelentes resultados electorales” que se registraron el pasado 7 de julio y aseguró que es uno de los estados que dio mejores frutos.

“Nuestro deber jurídico, ético y político es servir a los duranguenses y devolverles su confianza con buenos resultados y hacer que cambie positivamente la vida de los duranguenses con una muy bien llevada relación entre el gobierno del estado con el de la República”, apuntó a su llegada a la capital duranguense, donde sostuvo un encuentro con la militancia y la dirigencia del Revolucionario Institucional.

PVEM ve opotunidades

El coordinador del Partido Verde en la Cámara de Diputados, Arturo Escobar, aseguró que con la reforma energética en puerta se tiene la posibilidad de que México deje de ser un país importador de hidrocarburos y el sector se abrirá a nuevas inversiones que impulsen el desarrollo de nuestro país, como lo han hecho Noruega, Brasil, Arabia Saudita, Cuba y Venezuela.

Explicó que las nuevas facultades que tendría Petróleos Mexicanos (Pemex) al asociarse con terceros y complementar sus capacidades, sería un acierto porque de esta manera se aprovecharía al máximo el gas y el petróleo.

 — SILVIA AYALA