13 de septiembre de 2013 / 02:08 a.m.

Ciudad de México • Ante la negativa del Tribunal Colegiado de Tuxtla Gutiérrez de liberar al profesor tzotzil Alberto Patisthán, condenado a 60 años de cárcel por el homicidio de siete policías en Chiapas, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano pide se le conceda el indulto presidencial, al considerar que la sentencia es injusta.

“Es grave que el Tribunal carente de sensibilidad, desestime evidencia que demuestra que Alberto estaba en otro lugar en el momento de los hechos, más si esa era la única opción legal en México que le quedaba para demostrar su inocencia. Por ello pido al Ejecutivo eche mano de sus facultades y cese esa injusticia”, señaló en entrevista con MILENIO.

El ex candidato presidencial aseguró que en el caso ha prevalecido un trato discriminatorio y es una muestra de la justicia torcida que existe en México; ya que la sentencia que le fue dada en el 2000 fue resultado de un proceso judicial irregular, durante el cual no tuvo oportunidad de acceder a una defensa eficaz, hecho que lo ha mantenido 13 años en prisión.

La gente cercana a Patisthán y la opinión pública queremos que en el país exista un estado de derecho, y esperamos que este reclamo llegue a los oídos de las más altas autoridades y que actúen para poner fin a esta injusticia.

Cárdenas destacó que hay personas relacionadas con el crimen organizado, como el caso de Caro Quintero y Raúl Salinas, que han echado mano indebidamente de recursos y han logrado no sólo obtener su libertad, sino que hasta les devuelven el dinero.

El abogado de Alberto Patisthán, Leonel Rivero, señaló que tras conocer la sentencia del Tribunal su cliente se encuentra tranquilo y que seguirá adelante y a la espera de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos admita su caso y resuelva a su favor. Dicho proceso puede tardar hasta dos años o más.

Hay un trato diferenciado del Poder Judicial de la Federación cuando el acusado es indígena, si lo comparamos con es los casos de la francesa Florence Cassez y de Zorrilla Pérez, donde la interpretación de los derechos humanos fue extensiva; en cambio en el caso de Patisthán fue escaso, detalló Rivero.

JESSICA CORONA