3 de julio de 2013 / 01:38 a.m.

Ciudad de México • La Comisión Permanente aprobó, en comisiones, un punto de acuerdo en el que exhorta al Ejecutivo federal y a los locales para que, en forma coordinada, lleven a cabo las acciones necesarias de carácter preventivo y reactivo, para salvaguardar la vida e integridad de estudiantes y demás miembros de las comunidades escolares de todos los niveles educativos, en caso de enfrentamientos y ataques de los grupos del crimen organizado.

Durante el debate en la comisión de Educación y Relaciones Exteriores, que preside el perredista Armando Ríos Piter, el diputado de Nueva Alianza, Luis Antonio González, destacó que no se puede privar a la infancia y juventud de este país al desarrollo y crecimiento, "sin embargo conocemos los antecedentes, vemos algunos casos allá en Morelos".

Dijo que las escuelas son sitios altamente vulnerables, por ello se debe velar por la seguridad de los alumnos y demás miembros de los centros escolares, porque "no es desconocido que hay fuerte presencia del crimen organizado cerca de las escuelas".

En el punto de acuerdo impulsado por el diputado perredista Fernando Cuéllar, se señala que el pasado 19 de junio un grupo armado disparó contra un jardín de niños en el municipio de Emiliano Zapata, en el estado de Morelos.

Dicho ataque dejó heridas a tres personas: una niña de 4 años, una madre de familia y un agente de tránsito.

Asimismo, refiere que el 27 de mayo del 2010 en Reynosa, Tamaulipas, un grupo de desconocidos disparó desde un helicóptero a las instalaciones de la escuela secundaria federal número 4, Ingeniero Marte R. Gómez, hiriendo en la pierna a una alumna de primer grado.

Ante ello, los legisladores hicieron notar la urgencia de tomar las medidas necesarias para brindar plena seguridad a estudiantes, maestros y padres de familia en todos los niveles educativos, tanto de escuelas públicas como privadas.

"Esto debe ser elemento básico para alcanzar una verdadera calidad educativa, ya que la violencia acaba afectando no sólo con heridas físicas sino psicológicas", apuntaron.

ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO