6 de noviembre de 2013 / 12:35 a.m.

México.- La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Aleida Alavez Ruiz, sostuvo que es urgente una política pública que atienda las necesidades del sector primario de la economía.

La legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) también llamó a las autoridades federales a que atiendan las demandas de los agricultores que se manifiestan en calles del Distrito Federal.

A su juicio, dichas manifestaciones pueden ser el inicio de otras expresiones campesinas por la falta de interés de las autoridades a los problemas del campo.

En términos reales, expuso, el Proyecto de Presupuesto de Egresos Federal 2014 propone un incremento real de 0.03 por ciento ?descontando el índice inflacionario previsto para ese año- al Programa Especial Concurrente para el Campo, al pasar de 313 mil 784 millones en 2013 a 326 mil 19 millones de pesos.

Ante ello, llamó a la Secretaría de Economía a combatir a los intermediarios que medran con los campesinos y garantizar precios justos al producir, distribuir y consumir los productos, en particular en artículos de consumo y uso popular.

"En pleno siglo XXI los agricultores mexicanos siguen enfrentando prácticas de hace dos siglos, donde el coyote y las cadenas de supermercados acaparan el mercado e imponen los precios que mejor les convengan", acusó.

Asimismo exhortó a los grupos parlamentarios de la Cámara de Diputados a llegar a un acuerdo que permita aprobar un presupuesto con verdadera perspectiva social y una mejor distribución de los recursos.

Opinó que hay desinterés que se revela en recortes o la desaparición de programas que atienden a los hombres del campo, por lo que en el análisis del presupuesto demandarán ajustes a otros rubros que se redirijan al agro.

Consideró que entre los casos preocupantes está una disminución a la Conservación de Suelo y Agua que afecta al campesinado más pobre del país que posee menos de tres hectáreas para autoconsumo y mercado regional.

Otro, aseguró, es el de casi 500 millones de pesos a programas de apoyo a mujeres rurales que hoy ocupan una posición relevante y visible en la producción nacional, principalmente en aquellas comunidades donde los hombres han migrado a otros lugares.

Advirtió una afectación al Programa de Desarrollo de Capacidades, Innovación Tecnológica y Extensionismo que se reduce en dos mil 699 millones de pesos, al desaparecer la capacitación integral a productores, jóvenes y mujeres rurales, entre otras reducciones.

Notimex