15 de agosto de 2013 / 09:15 p.m.

 

Ciudad de México • El rector de la UNAM, José Narro, llamó al Congreso a legislar con responsabilidad y sensibilidad la reforma educativa enviada por el Ejecutivo.

Afirmó que es necesario escuchar a la gente porque son tiempos difíciles y México necesita una gran reforma integral para alcanzar los niveles educativos que el país necesita.

En medio de un bloqueo de maestros a esta cámara, Narro acudió al Senado para firmar un convenio que permitirá destinar becas por 50 millones de pesos a los mejores estudiantes universitarios con problemas económicos.

Ante los coordinadores del PRI, PAN y PRD sostuvo que México necesita entender con toda claridad el momento demográfico por el que atraviesa.

Sostuvo que México necesita revisar profundamente el sistema de valores que está acompañando el desarrollo de la nación, pues "no es la acumulación de riqueza, no es la acumulación de bienes la respuesta el equivalente del éxito y la felicidad de las personas".

Pidió a los senadores Emilio Gamboa, Miguel Barbosa y Ernesto Cordero, así como a "todas las instancias" reconocer que es una gran oportunidad de invertir en la educación, particularmente media superior y superior, para que el país salga adelante.

Dijo que hasta "neciamente", la UNAM insistirá con tozudez en que se destinen los recursos necesarios, pues México no está a la altura de lo que debiera estar, pese a lo avanzado, pues la educación es una inversión y es necesario crear más espacios para los jóvenes.

En ese sentido, consideró que se tienen que focalizar en los estudiantes algunos recursos específicos, pues la educación hace que en una sola generación se pueda dar un salto extraordinario.

"La educación superior sigue siendo en México un factor de movilidad social y por supuesto es un mecanismo que contribuye y ayuda no solo al desarrollo, también a la paz social".

"Todos los mexicanos hoy demandamos más seguridad, más tranquilidad", dijo Narro, quien en entrevista se refirió a las movilizaciones de maestros para demandar cambios en las reformas enviadas por el Ejecutivo.

Celebró la libertad de expresión que hay en México, pero también, dijo, hay que entender las razones que tiene el país.

"Yo celebro la libertad en ese sentido y también la responsabilidad y libertad que tienen los órganos de autoridad constitucional en el Ejecutivo y Legislativo de hacer la tarea, proponer reformas, cambios y para discutirlas con toda la libertad", dijo.

El rector de la UNAM asentó que le toca a los órganos legislativos, este caso, tomar las determinaciones que correspondan "escuchando el sentido de la gente, teniendo la sensibilidad necesaria y asumiendo la responsabilidad correspondiente".

Insistió en que México necesita hacer una gran reforma educativa y eso es indiscutible, pues la que tiene en el país, en todos los niveles, incluida la superior, "no es el que México necesita y todos debemos hacer un esfuerzo y poner de nuestra parte para avanzar".

Respecto a si la propuesta remitida se quedó corta, el rector de la UNAM puntualizó que la reforma tiene que ser integral, porque ni la reforma constitucional recién aprobada es un producto acabado.

"Pero es el paso en la dirección correcta ¿estará concluida la reforma cuando se apruebe lo que el legislativo vote? Y mi respuesta es no. No estará completa, tenemos que hacer muchas cosas, una reforma de la educación en México no se hace nada más en la norma", acotó.

ANGÉLICA MERCADO, OMAR BRITO, IVÁN VILLAVICENCIO