NOTIMEX
11 de octubre de 2016 / 05:57 p.m.

COLOMBIA.- La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos valoró hoy la declaratoria como crímenes de lesa humanidad de los homicidios de los defensores de derechos humanos Eduardo Umaña Mendoza y Jaime Garzón.

La Fiscalía General de la Nación de Colombia, declaró como delitos de lesa humanidad los asesinatos de Umaña y Garzón, en la llamada época de la guerra sucia en Colombia (1985-1994).

Naciones Unidas espera que la Fiscalía General oriente su labor investigativa hacia el esclarecimiento de las responsabilidades de los autores y participes sin mayores dilaciones.

La ONU para los Derechos Humanos resaltó que se dieron “en un contexto generalizado de agresiones a defensores de Derechos Humanos”.

“Existen suficientes elementos probatorios para inferir que estuvieron precedidos de “un plan o política” y, por consiguiente, que fueron ejecutados de forma sistemática con la participación de miembros de la fuerza pública, en particular de inteligencia militar, y de grupos paramilitares”, apuntó.

Desde 1997, la ONU “ha constatado un cuadro de ataques reiterados y sostenidos a lo largo del tiempo en contra de defensoras y defensores de derechos humanos, que incluyen prácticas como homicidios, amenazas, actividades de vigilancia ilegal y estigmatización por su trabajo”.

Durante el primer semestre de este año, “28 personas que desempeñaban labores de defensa de derechos humanos fueron asesinadas, lo que indica la persistencia de esta práctica”.

Esto significa que se mantiene la “continuidad del estado de cosas inconstitucional que afecta a las defensoras y defensores, declarado por la Corte Constitucional en 1998 (T-590), tras el homicidio del abogado Eduardo Umaña Mendoza y muchos otros defensores”.

“Instamos a la Fiscalía a impulsar de forma estratégica todas las investigaciones que tienen que ver con los ataques y agresiones en contra de defensoras y defensores”, dijo Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Exhortó “a las demás autoridades para fortalecer las políticas de prevención y salvaguarda de las acciones encaminadas a respaldar la actividad de defensa de los derechos humanos como pilar fundamental de la democracia”.

“Nuestra Oficina continúa con su apoyo y asistencia técnica a la Fiscalía para impulsar las investigaciones y romper la impunidad en los casos de defensores y defensoras de derechos humanos”, puntualizó Howland.