9 de octubre de 2013 / 10:06 p.m.

México.- El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal García, consideró que no basta con que el PRI descarte el IVA en colegiaturas, renta de vivienda e hipotecas, pues se requieren otras modificaciones para aprobar la reforma hacendaria del Ejecutivo federal.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) celebró el anuncio del PRI de retirar de la reforma hacendaria el IVA a colegiaturas y a vivienda, pero subrayó que no es suficiente y el partido blanquiazul exigirá más cambios.

"Nosotros saludamos que el Revolucionario Institucional haya entrado en razón y que haya escuchado a la sociedad mexicana, pero no es suficiente que bajen la guardia en el tema de colegiaturas y vivienda", dijo.

En entrevista opinó que el anuncio del presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, es un "velo distractor" y aún existen elementos en la propuesta del Ejecutivo que perjudicarían a la clase media y frenarían el desarrollo de México.

"La propuesta es recesiva, no va a ayudar a atraer inversiones, a generar empleo y desarrollo y no va recaudar lo que señalan", declaró.

Reiteró que la propuesta de reforma hacendaria del Gobierno Federal no es más que una "vil miscelánea fiscal", pues una verdadera reforma estructural en ese ramo debe buscar que más gente pague impuestos, fomentar la competitividad, la transparencia del gasto público, la inversión y la generación de empleos.

Señaló que en el sexenio anterior, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional, México creció 11.8 por ciento, siendo el último año el de mayor crecimiento, con cuatro por ciento, y en la actualidad las perspectivas apenas rebasan uno por ciento.

A su juicio, de aprobarse la propuesta en sus términos el crecimiento del país se reduciría aún más.

Por separado el presidente del PAN en el Distrito Federal, Maurico Tabe, estableció que el PRI no es el gran "salvador" de las clases medias trabajadoras del país, luego de que anunciara el rechazo al pago de IVA en colegiaturas, rentas e hipotecas.

"Acción Nacional no confiará hasta que se vote el dictamen final de reforma fiscal y continuará en la defensa de la economía de las familias y la competitividad del país.

Acompañado por legisladores federales y líderes empresariales, aseguró que la discusión no está cerrada, ya que existen más temas qué discutir como la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes y las reformas relacionadas con el Código Fiscal.

"Es preocupante la cerrazón de ciertos partidos políticos que pretenden hacer creer que ya se resolvió todo con algunos anuncios, y les decimos que hasta no ver no creer, hasta no ver que se vote para impedir que pasen estas medidas que dañan la economía de las familias y le clavan el diente a los que sí pagan no les creeremos".

Reiteró que la propuesta tal como se pretende aprobar afecta la competitividad y la formalidad de la economía, además de ser inflacionaria y persecutoria de empresarios, por lo que anunció que el PAN pondrá en discusión temas más allá del IVA en colegiaturas y rentas.

En ese sentido el diputado Fernando Rodríguez Doval, afirmó que si el PRI recula con algunas de las propuestas más agresivas de la reforma es por la presión que ejerció la sociedad civil y el PAN.

Ante ello, agrégó, los legisladores de su panistas insistirán en los temas que afectan a los comerciantes en pequeño y a la sociedad mexicana en su conjunto.

A su vez el legislador Humberto Alonso Morelli señaló que el PAN debatirá las reformas que afecten al sector productivo y la generación de empleos, así como las condiciones de los trabajadores.

También la homologación de diversos impuestos como el IVA en las fronteras e importaciones temporales, el impuesto ecológico que se traduciría en más aumentos de gasolina, así como las modificaciones en el Código Fiscal como la desaparición de la figura de la sociedad anónima, entre otros.

El integrante de la Comisión de Hacienda subrayó que de no ampliarse la discusión quedaría la puerta abierta a más informalidad y menos fiscalización, "esta propuesta como está podría ser regresiva para el país y no vendría a resolver el problema de recaudación del Gobierno Federal".

Por su parte Gerardo López Becerra, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño, Ciudad de México, alertó que de aprobarse la reforma se registraría el cierre masivo de negocios.

Según él, desaparecerían poco más de tres millones de pequeños comercios y empresas familiares en el país que no podrían tributar con el nuevo sistema y podrán caer en la informalidad.

"Pedir esto a las tiendas de abarrotes, recauderías, peluquerías es un despropósito, ya que pretender que el pequeño comercio tribute como gran empresa es ponerle un traje que no le corresponde", apuntó.

Por ello propuso en representación de la Canacope implementar y recuperar el uso de la "tarjeta tributaria", que permitiría al pequeño comercio reportar sus compras bajo una tasa adecuada e incorporar al sector informal al pago de impuestos.

En tanto Gerardo Reyes Guízar, de la Asociación Nacional de la Publicidad, llamó a los partidos políticos en la Cámara de Diputados a revisar y no aprobar una reforma fiscal que castiga al contribuyente y al que sí cumple.

Finalmente, el dirigente de Acción Nacional, legisladores federales y líderes empresariales llamaron al PRI y al PRD a sensibilizarse ante las necesidades de las familias mexicanas y del sector productivo y terminar con la amenaza de una reforma fiscal que afectaría a micros y pequeños empresarios.

Notimex