26 de marzo de 2013 / 08:33 p.m.

Ciudad de México • El legislador y consejero nacional panista Fernando Rodríguez Doval convocó a “los actores más relevantes del PAN” a suscribir un pacto interno y dejar de lado sus muy legítimos intereses personales, para entonces priorizar lo que más le conviene al partido.

“Un pacto interno que defina una línea política a seguir, que procese las diferencias sobre la misma, que dote de contenido a su agenda pública, que recupere la identidad perdida y que establezca condiciones para que sus mecanismos internos de elección de los próximos candidatos y dirigentes no se desborde”, puntualizó.

En un pronunciamiento por escrito, el también presidente de la Comisión de Doctrina de Acción Nacional llamó a los liderazgos de su partido a pactar internamente, como su dirigencia lo ha hecho con otras fuerzas políticas:

“El PAN, que se ha sentado en una mesa con sus adversarios políticos para negociar un gran Pacto por México, debiera también convocar a sus principales líderes a suscribir un pacto por el futuro del partido”, dijo.

Rodríguez Doval remarcó que la cohesión del partido es un elemento indispensable para ser competitivo frente a los electores, e incluso, dijo, “para aquellos panistas que se mueven más por intereses que por principios”.

“Nos hace falta un gran pacto interno que recupere la concordia, (pues) no podemos seguir con disputas estériles que solamente nos desgastan y debilitan frente a los electores y nuestros adversarios: debemos clarificar nuestra oferta política y las causas que defendemos”, remarcó.

El diputado federal del PAN insistió por ello en que el pacto interno deberá ser suscrito por “los actores más relevantes” del partido, quienes así aceptarán dejar de lado sus muy legítimos intereses personales para verdaderamente ver qué es lo que más le conviene a este instituto político.

Subrayó que Acción Nacional debe caracterizarse por ser un partido constructivo, no confrontativo, pero que señale enérgicamente todas las cosas que el actual gobierno haga mal. En otras palabras, “debemos ser una oposición que obligue a rendir cuentas al gobierno y a cumplir sus promesas de campaña”.

Instó igualmente a sus correligionarios a diseñar su propia narrativa sobre lo que significaron para México los doce años en que fueron gobierno federal, “reivindicando sin ambages las transformaciones que se lograron, a pesar de la mezquindad y obstruccionismo de la oposición”.

FERNANDO DAMIÁN