22 de mayo de 2013 / 01:55 a.m.

Ciudad de México • La bancada del PRD en el Senado resolvió presentar mañana en la sesión de la Comisión Permanente un punto de acuerdo para exhortar a la PGR y a la procuraduría de Tabasco agilizar las indagatorias relacionadas con las denuncias presentadas, por actos presuntamente delictivos cometidos por ex servidores públicos de Tabasco en la administración del ex gobernador Andrés Granier.

En el punto de acuerdo por el coordinador Miguel Barbosa, e impulsado por el tabasqueño Fernando Mayans, se hace notar que desde diciembre pasado se dio cuenta de serios problemas en las finanzas de esa entidad.

Se menciona que una primera señal de alerta fue la solicitud de Granier Melo al Congreso de contratar financiamientos hasta por un monto total de 4 mil 130 millones de pesos, que tendrían como fuente de pago las participaciones federales que corresponden o corresponderán al Estado durante la vigencia del plazo del nuevo o nuevos financiamientos, hasta por el 24.47 % de tales aportaciones.

Otro indicio preocupante fue que se suspendieron los pagos a proveedores, al no contar con liquidez el gobierno, lo que derivó en que ni siquiera se surtiera a los hospitales, que se quedaron sin los más elementales materiales sanitarios, oxígeno y gases para intervenciones quirúrgicas o el cuidado de recién nacidos que requerían de incubadoras.

“Tal fue el grado de crisis provocado, que el aún gobernador electo Arturo Núñez hubo de acudir al Gobierno Federal en demanda de apoyo”.

 — ANGÉLICA MERCADO