2 de junio de 2013 / 02:55 p.m.

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional dijo que "si como él dice no tiene ninguna responsabilidad, que lo acredite, pero nosotros tomamos distancia de su comportamiento".

  

México • El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, César Camacho Quiroz, exhortó al ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, a dar la cara y presentarse ante las autoridades judiciales que investigan el presunto desvío millonario de recursos en esa entidad.

Entrevistado al término de su participación en la Reunión Internacional Socialista de Mujeres, el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional deslindó a su partido del ex mandatario estatal.

"Si como él dice no tiene ninguna responsabilidad, que lo acredite, pero nosotros tomamos distancia de Granier Melo y de su comportamiento", expuso.

Insistió en que el PRI no va a interceder por el ex mandatario, ya que además no es dirigente ni candidato ni tiene ya ningún estatus al interior del partido.

Lo anterior se da luego de que el pasado jueves Granier Melo no acudió a la comparecencia en calidad de indiciado que tenía en la Procuraduría General de Justicia estatal, por lo que el fiscal local, Fernando Valenzuela Pernas, informó que recibirá una segunda oportunidad en 15 días.

La comparecencia se realizaría en el contexto de la investigación por la desaparición de mil 900 millones de pesos de recursos federales de 2012, así como por el decomiso de los 88.5 millones de pesos hallados en una casa de Nacajuca, Tabasco, presuntamente propiedad del ex secretario de Finanzas de Granier Melo, José Manuel Saiz Pineda.

Valenzuela Pernas había advertido que si no acudía irían por él. Ahora, la próxima semana se conocerá la fecha en que deberá comparecerá.

Asimismo, dijo que ahora se procederá a publicar la convocatoria en los medios de comunicación tradicionales, "para que quien ya es sabedor del acto no tenga ningún resquicio para decir que no conoce de qué se le está acusando".

Finalmente, señaló que Granier Melo no es considerado prófugo, no hay orden de aprehensión en su contra ni se ha solicitado la colaboración con la Interpol o PGR para ubicarlo.

El pasado jueves, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra, dijo respecto al presunto desvío de recursos en el que incurrió el ex gobernador, que es un hecho que "desprestigia y avergüenza" a la clase política.

NOTIMEX