15 de enero de 2013 / 03:01 p.m.

 La secretaria de Salud, Mercedes Juan López, propuso una reforma al sistema de seguridad social que separe los servicios de salud de las pensiones.

Esta iniciativa incluiría separar la parte de financiamiento de prestaciones de servicios de salud, a través de cuatro estrategias, entre ellas: un fondo único de impuestos generales y que el dinero pase directamente, de ese fondo a instancias administrativas, "“que se llamarían articuladoras, y de ahí se decida, por medio de redes plurales de seguridad social, dónde dar ese servicio"”.

En conversación con Carlos Marín en El asalto a la razón  de MILENIO Televisión, la encargada de la política sanitaria de México aseguró que lo que se tiene que hacer con el Instituto Mexicano de Seguro Social es la separación de funciones para que la institución no solo administre y al mismo tiempo tenga que ver con el presupuesto y las funciones internas de los hospitales, y además se haga cargo de las pensiones, sino que sea un ente financiador.

"“Lo que nosotros estamos pensando a futuro dentro de los cambios al sistema de salud es que pueda haber esta separación de funciones de lo que significa, por un lado la salud y la atención médica con el resto de las pensiones; es decir, que exista una separación, que ya la lleva a cabo, por ejemplo, el Seguro Popular, que es un financiador y quien va a administrar los servicios de salud son los estados"”, aclaró.

Esta reforma sanitaria incluiría que las cuotas de un derechohabiente del IMSS, del ISSSTE o del Seguro Popular puedan pasar a un fondo único de servicios generales que será verificado por una instancia reguladora, y de esa forma separar prestaciones y financiamiento.

"“La intención es separar financiamiento de prestación, fondo único y redes plurales de servicios, donde cada quien elija dónde se quiere atender. Es decir, puede ser en el sector público, del Seguro Social, del ISSSTE, de la Ssa e incluso hospitales privados si cumplen con la normatividad que establezca la propia Secretaría de Salud”", mencionó la titular de la Ssa.

De acuerdo con Mercedes Juan, el plazo que se tendría considerado para determinar si la iniciativa es viable o no, es gradual, “"creo que no es algo que se pueda hacer en una administración o en un sexenio. Para que se pueda dar lo más pronto posible, se necesita de un trabajo legislativo, como modificar la Ley General de Salud, la del IMSS, la del ISSSTE, normas hacendarias, y trabajar coordinadamente con los sindicatos para que esto se pueda llevar a cabo de una manera eficiente"”, señaló.

De acuerdo con la funcionaria, el futuro del sistema de salud requiere de acciones de prevención, no solo en los programas, sino también que se reflejen en los presupuestos,"“porque no va a haber dinero que alcance con los problemas de salud que enfrentamos ahora, en el cambio epidemiológico que ha tenido nuestra población y por otra parte la calidad de los servicios"”.

La propuesta de reforma también tiene que ver con la homologación del sistema de salud pública, especialmente la posibilidad de que una persona pueda hacer uso de los servicios de salud donde considere, “"que la persona pueda elegir dónde quiere ir, eso significaría la portabilidad y, a eso justamente es donde queremos llegar, es el futuro”".

Recordó que la descentralización de los servicios de salud comenzó en los años 90, con el Seguro Popular y ahora 85 por ciento de los servicios que se dan a los afiliados son en hospitales estatales.

Sobre el desabasto de medicamentos en instituciones públicas, la titular de la Ssa confirmó que existe una diferencia entre el desabasto y no poder surtir una receta, por lo que se comprometió a dar resultados.

"“Creo que en general el abasto de medicamentos en las instituciones públicas de salud está muchísimo mejor que en años anteriores; sin embargo, hay que hacer muchos esfuerzos para que las personas tengan su medicina en el momento en que se las prescriben”", señaló en la charla con Marín, cuya segunda parte se transmitirá hoy.

— REDACCIÓN