10 de enero de 2013 / 01:50 p.m.

La Red por los Derechos de la Infancia solicitó al presidente Enrique Peña Nieto la creación de un Sistema Nacional de Información sobre Infancia, desagregado por grupos de edad y sexo, con indicadores para evaluar los progresos en la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Éste será- consideró Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red- el mayor desafío que enfrenta el nuevo gobierno federal, avanzar en la garantía de derechos de la infancia alejándose de la cultura tutelar asistencial y creando una nueva institucionalidad donde niñas, niños y adolescentes.

Se destacó que en México, ser niña, niño o adolescente coloca en riesgo de vivir en pobreza, como resultado de la discriminación por la condición de edad. De acuerdo a datos de CONEVAL-UNICEF (2010) el 80 por ciento de las personas menores de 18 años en el país enfrentan algún tipo de carencia. El 53 por ciento de toda la población infantil y adolescente viven en pobreza, representando aproximadamente 20 millones de ciudadanos.

En México, niñas, niños y adolescentes no son considerados ciudadanos de pleno derecho, porque se les contempla aún como personas tuteladas a quienes se les tienen que administrar sus derechos.

La exclusión social alcanza a millones de niños y niñas, pero existe la “acumulación de exclusiones”: ser niña, indígena, analfabeta, callejera, embarazada, entre otras.

La discriminación, dijo se acentúa en grupos de población infantil y juvenil que están sin protección familiar o en instituciones. REDIM junto con la Alianza Mexicana Poblaciones Callejeras documentaron en nueve ciudades del país las prácticas de violencia, discriminación y limpieza social en contra de las poblaciones callejeras, encontrando el Distrito Federal como caso paradigmático, donde pese a la existencia de leyes avanzadas se ha institucionalizado la violación de derechos humanos en contra de niñas y niños callejeros y sus familias.

 EUGENIA JIMÉNEZ