3 de mayo de 2013 / 01:29 a.m.

Ciudad de México • La legisladora perredista Amalia García, presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados, demandó a la Secretaría de Gobernación y a la Procuraduría General de la República investigar el ataque contra migrantes centroamericanos en el estado de Veracruz la madrugada de este jueves.

Ello, con el fin de sancionar a los responsables y desmantelar las organizaciones criminales dedicadas a extorsionar a los indocumentados.

García se refirió a la agresión contra un grupo de migrantes centroamericanos en el municipio de Cosoleacaque, Veracruz, que tuvo un saldo de alrededor de diez heridos.

Acompañada por su correligionaria Socorro Ceseñas, la diputada zacatecana reprobó la versión del gobierno veracruzano, que oficialmente reportó los hechos como producto de una riña.

Exigieron por ello al gobierno federal indagar las múltiples denuncias contra los grupos de la delincuencia organizada que actúan contra los indocumentados en la llamada Ruta del Migrante, principalmente en Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

Igualmente pidieron la sustitución de los funcionarios del Instituto Nacional de Migración que trabajan por dicha ruta, toda vez que ha habido denuncias sobre posible colusión y violación a derechos humanos.

En conferencia de prensa en el Palacio de San Lázaro, la presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios expresó su indignación por los reiterados ataques y atentados contra la vida de migrantes, sin que autoridad alguna ponga freno a ello.

Reveló que ayer mismo sostuvo una conversación con fray Tomás González, encargado de la Casa del Migrante en Tenosique, Tabasco, quien desmintió que lo sucedido en Cosoleacaque haya sido producto de una riña entre los migrantes.

Por el contrario, dijo, lo sucedido fue una acción del crimen organizado, que en cada tramo de la Ruta del Migrante, cobra a los indocumentados cuotas de hasta 800 dólares por “derecho de paso”.

Ceseñas demandó a su vez a los gobiernos de los estados del sureste un compromiso con la protección y el respeto a la vida y la integridad de los migrantes.

— FERNANDO DAMIÁN