20 de noviembre de 2013 / 10:08 p.m.

México.- Empresarios de los ramos restaurantero, hotelero, comercio y servicios de la ciudad de México urgieron al Senado de la República a discutir y aprobar la iniciativa de ley para regular las marchas en el país.

Los representantes de la Canirac, de la Concamin, de la Canacope y de la Canaco del Distrito Federal destacaron la importancia de la iniciativa durante una rueda de prensa antes de la presentación de la iniciativa por parte de la senadora panista, Mariana Gómez del Campo.

La propuesta prevé que cuando un grupo de personas planee realizar cualquier tipo de marcha, manifestación o protesta tiene un plazo de diez días para avisar de esa intención a las autoridades locales.

Los empresarios expresaron su preocupación por las pérdidas económicas y de miles de empleos en las inmediaciones de la Plaza de la República y el Zócalo, por los plantones llevados a cabo por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Destacaron que el plantón de la disidencia magisterial en el Monumento a la Revolución está a punto de provocar la pérdida de cinco mil empleos en restaurantes, cafeterías y otros negocios, que han tenido graves afectaciones económicas.

Advirtieron que las marchas y plantones afectan por igual a pequeñas y grandes negocios pérdidas globales por 1,450 millones de pesos, en los más de dos meses que tiene este plantón en la Plaza de la República.

Nathan Poplawsky Berry, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de la Ciudad de México, dijo que la iniciativa para regular las marchas "no debe quedar en letra muerta" ya que si bien todos tienen el derecho a la manifestación, también existe el derecho al trabajo.

Aseguró que las manifestaciones que desde hace varios meses realiza la CNTE y otras organizaciones en la capital del país han provocado graves afectaciones a los hoteleros.

Más tarde y en la sesión del Senado, la senadora Mariana Gómez del Campo presentó la iniciativa la cual busca regular las marchas en todo el país.

Se plantea que los presidentes municipales, jefes delegacionales, gobernadores y el jefe del gobierno del Distrito Federal se coordinen con la Comisión Nacional de Seguridad, las secretarías de Seguridad Pública estatales y otras instancias federales, para su debida aplicación.

La iniciativa plantea que las manifestaciones se regulen en horarios comprendidos entre las 11:00 y las 18:00 horas, tomando en cuenta los horarios de menor afluencia vehicular.

Los organizadores de la marcha tendrán que avisar 72 horas antes a la Secretaría de Gobernación federal o local.

Notimex