15 de junio de 2014 / 03:00 p.m.

Los Ángeles.- Una familia denunció a la cadena de comida rápida KFC después de que les pidieron que se retiraran del lugar, ya que su hija de tres años incomodaba a los clientes.

Victoria Wilcher perdió su ojo derecho luego de ser mordida por tres perros pitbulls en abril pasado y sufrió diversas heridas en el rostro.

La familia ha estado publicando en una página de Facebook cómo se ha ido recuperando la niña luego del ataque, y el jueves pasado publicaron la queja contra el restaurante de KFC en Jackson, Mississippi.

KFC informó que está investigando el caso, el cual está siendo considerado "muy seriamente".

La cadena dijo que se encuentra en contacto con la familia y que se comprometió a actuar de forma "apropiada".

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL