10 de febrero de 2014 / 11:19 p.m.

Sudáfrica - Abogados de las familias de dos mujeres que han buscado ser reconocidas como hijas de Nelson Mandela han contactado a los albaceas del testamento del ex presidente sudafricano, pero no están buscando dinero, dijo un representante legal.

Michael Katz, un abogado de los albaceas, dijo el lunes que recibió una carta que habla de las afirmaciones de las mujeres y que hablará del asunto con los albaceas, quienes la semana pasada dieron a conocer detalles del testamento.

"Ellas dicen que son descendientes de Madiba", dijo Kats, usando el nombre de clan de Mandela.

"Dijeron que esto no era un reclamo por dinero", agregó.

Durante años han circulado rumores de que Mandela tuvo amoríos extramatrimoniales con su primera esposa Evelyn Mase. Al mismo tiempo, en las décadas de 1940 y 1950, se embarcó en una profesión legal y se volvió organizador de la lucha contra el gobierno de minoría blanca.

Mandela, quien fue el primer presidente negro de Sudáfrica en 1994, murió el 5 de diciembre a la edad de 95 años, después de una larga enfermedad.

El diario sudafricano The Star reportó que una de las mujeres, Onica Mothoa, dijo que a ella no le importa la herencia del líder contra el apartheid, sino ser reconocida como su hija y se ha sometido a una prueba de ADN con la esperanza de demostrarlo.

El periódico Mail and Guardian reportó en 2010 que la otra mujer, Mpho Pule, de 63 años, falleció de apoplejía en 2009 después de tratar en vano de contactar a Mandela.

Pule quiso acercarse al líder en 1998 después de que su abuela le dijera que él era su padre.

La Fundación Nelson Mandela dice que el ex presidente tuvo seis hijos y tres murieron. No menciona a Mothoa ni a Pule en la genealogía. Ellas habrían nacido durante el tempestuoso matrimonio con Mase, con quien procreó cuatro hijos. La pareja se divorció en 1958.

Mase, quien falleció en 2004, acusó a Mandela de adulterio. "Sé que la familia de Mandela siempre creyó que yo estaba siendo oportunista porque quería una parte de la herencia. Sin embargo, eso no es verdad.

Sólo quiero que ellos reconozcan que Mandela es mi padre", publicó The Star citando a Mothoa, quien tendría unos 60 años. "Ninguna cantidad de millones puede comprar la identidad de una persona.

Es muy importante incluso para mis hijos y mis nietos, saber quiénes son", agregó Mothoa, quien trató en vano de ver a Mandela cuando estaba enfermo el año pasado.

Los albaceas de Mandela dijeron la semana pasada que dejó una herencia valuada en 4,1 millones de dólares que será compartida entre su familia, colaboradores, escuelas a las que asistió y el Congreso Nacional Africano, el movimiento que luchó contra el gobierno blanco y que ahora gobierna el país.

Agencias