15 de enero de 2013 / 09:55 p.m.

Chiapas • Vicente Vásquez González, presidente del Comité Ejecutivo Municipal del PAN, pidió la renuncia del alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Samuel Toledo Córdova Toledo, por su presunta ineficiencia para resolver la grave crisis que enfrenta la capital de Chiapas y el supuesto encubrimiento a ex funcionarios corruptos.

Toledo debe llamar a quienes saquearon el Ayuntamiento que heredó una deuda de 900 millones de pesos para que rindan cuentas y recuperar los dineros sustraídos, en lugar de buscar nuevos impuestos y la privatización de servicios, consideró Vásquez.

El dirigente panista se sumó al repudio generalizado de la población, quien ha exigido a través de marchas se elimine el impuesto a la tenencia vehicular, que recientemente aprobó el Congreso local, así como a la energía eléctrica.

También criticó que como medida para amortizar la crisis económica municipal, el alcalde Toledo intente privatizar servicios como el de agua de uso humano, siendo el Sistema Municipal de Agua Potable (SMAPA) una de las dependencias locales más señaladas por corrupción e ineficiencia, y que tampoco ha sido investigada.

Vásquez precisó que la privatización de dichos servicios, que obligatoriamente deben brindar las autoridades locales, no resuelve en nada el quebranto económico de la capital del estado y, por el contrario, provoca más deudas al Ayuntamiento.

Citó como caso la concesión de recolección de basura a la empresa PROACTIVA, creada durante la administración municipal del ahora ex gobernador Juan Sabines Guerrero, y que ahora el Municipio debe millones de pesos, cuando su servicio es ineficiente.

Otra de las irregularidades de las que no ha dado cuenta el alcalde de Tuxtla Gutiérrez es la lista de 200 personas que cobraban sin trabajar en la Alcaldía (“aviadores”), relación que el mismo Toledo se comprometió a revelar “sin empacho”.

El titular del CEE del PAN advirtió que Toledo debe llamar a cuentas a los ex alcaldes que saquearon al municipio, entre estos Seth Yassir Vázquez y el millonario empresario Felipe Granda, o renuncie por ineficacia.

Luego de una denuncia interpuesta por el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso local ante la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos, 10 ex alcaldes y un ex síndico fueron detenidos por peculado, de los cuales ocho recibieron el auto de formal prisión.

El actual edil de Tuxtla Gutiérrez ocupó la titularidad de las secretarías de la Función Pública y Hacienda del Estado durante el sexenio del ex gobernador Juan Sabines Guerrero, quien dejó un endeudamiento estatal superior a 40 mil millones de pesos.

Aunque se intentó establecer contacto con Samuel Toledo, no fue posible conocer su versión debido a que no estaba localizable. Comunicación Social del Ayuntamiento tuxtleco indicó que gestionaría la respuesta del funcionario.

HERMES CHÁVEZ