20 de agosto de 2014 / 02:13 p.m.

Venezuela.- Los centros de salud privados de Venezuela pidieron al gobierno que declare una emergencia humanitaria para hacer frente a la escasez de insumos, medicamentos, equipos y repuestos, que aseguran ponen en riesgo la vida de la población.

La Asociación de Clínicas y Hospitales del Venezuela, que agrupa a varias decenas de centros de salud privados del país, pidió al Ejecutivo en un comunicado el miércoles que se declare una "emergencia humanitaria" en el país.

El presidente del gremio, Carlos Rosales, dijo, en declaraciones publicadas en el diario local El Universal que los centros de salud privados decidieron hacer el pedido al gobierno "ante la agudización de la escasez y el suministro irregular de insumos, medicinas, material médico-quirúrgico, equipos médicos y sus repuestos, poniéndose en riesgo la vida y el pronóstico de seres humanos".

De acuerdo con un informe elaborado por el gremio de distribuidores de equipos médicos unas 20 especialidades están "seriamente afectadas" por la falta de insumos.

La asociación sostiene que hay escasez de productos básicos como "gasas, suturas, guantes, solución fisiológica, radiofármacos, quimioterapia, stent coronarios, materiales de hemodiálisis, sondas y catéteres", entre otros.

La falta de insumos fundamentales como los "anestésicos inhalados" ha llevado a la mayoría de las clínicas de Caracas y a algunas del interior a suspender "un número importante de cirugías electivas" y a limitarse a realizar sólo operaciones en casos de emergencia, agregó el comunicado.

La declaración de la "emergencia humanitaria" permitiría al gobierno tomar acciones urgentes para acelerar la venta de divisas oficiales y los procesos de importación de los insumos médicos. En Venezuela cerca de 90% de los materiales médicos provienen del exterior.

Desde hace más de un año el gobierno ha venido demorando, sin dar mayores explicaciones, la venta de divisas a las empresas privadas, lo que ha afectado las importaciones de materias primas e insumos de muchas compañías locales.

Esta situación ha generado una caída de la producción en algunas empresas y ha complicado los problemas de escasez de algunos alimentos y bienes básicos que padece el país desde hace varios años.

FOTO: Especial

AP