MULTIMEDIOS DIGTAL
30 de noviembre de 2016 / 01:43 p.m.

COLOMBIA.- La aerolínea boliviana Lamia dijo que Miguel Quiroga, piloto del avión en el que viajaba el equipo brasileño Chapecoense tenía varios puntos donde abastecerse de combustible en caso de que le faltara durante el vuelo.

“Tenemos alternativas, una alternativa cercana era Bogotá y si él (el piloto) veía que tenía una deficiencia de combustible, él tenía toda la potestad de entrar a reabastecer", dijo el director general Gustavo Vargas.

Explicó que de acuerdo al plan, la aeronave recargaría combustible en la ciudad boliviana de Cobija, fronteriza con Brasil, pero por el retraso no se realizó.

“Lastimosamente no pudimos reabastecer en Cobija, que era el punto inicial, porque al no haber logrado el vuelo desde Brasil, tuvimos que contratar otro chárter y se nos hizo tarde, Cobija no trabaja en la noche", señaló.

A un medio boliviano declaró que el piloto confió en que el combustible le alcanzaría para llegar a Medellín.

“Toma la decisión de no entrar (a Bogotá) porque pensó que le alcanzaba el combustible. Se trata de un piloto de mucha experiencia que hizo su entrenamiento en Suiza".

Indicó que investigarán los motivos del piloto para viajar de manera directa.

Piloto DECLARÓ que no tenía combustible

El piloto dijo a los controladores aéreos que se había agotado el combustible momentos antes de estrellarse en los Andes colombianos.

En una grabación de la torre de control se escucha al piloto del jet pedir reiteradamente permiso para aterrizar debido a una "falla eléctrica total" y falta de combustible.

Se escucha a una controladora dar instrucciones cuando el avión pierde velocidad y altura a unos 15 kilómetros del aeropuerto de Medellín.

Momentos antes de callar, el piloto dice que vuela a una altura de 2 mil 750 metros.

En la caída del avión el lunes murieron todos menos seis ocupantes del avión, incluidos la mayoría de los jugadores del equipo de fútbol brasileño Chapecoense.

LaMia comenzó en Venezuela pero más tarde se reubicó en Bolivia, donde el pasado enero recibió los permisos para operar. Pese a su aparente limitada experiencia, la firma está ligada a varios equipos importantes de Sudamérica.