NOTIMEX
21 de enero de 2016 / 05:21 p.m.

Un panel de expertos se reúne esta semana en Naciones Unidas (ONU) para preparar un documento con recomendaciones que apunten a frenar la acelerada extinción de idiomas indígenas, que desaparecen a una tasa de uno cada tres meses.

La reunión de tres días, que concluye este jueves, pretende elaborar un informe con una serie de buenas prácticas para preservar y revitalizar esas lenguas, a fin de presentarlo en mayo próximo durante el Foro Permanente de la ONU para las Cuestiones Indígenas.

De acuerdo con el ELCat (Catálogo de idiomas en peligro) de las universidades de Hawai en Manoa y del Este de Michigan, existen casi siete mil lenguas en el mundo, con una tasa de extinción que se ha acelerado en el último siglo.

Actualmente, 457 lenguas en el mundo cuentan con menos de 10 hablantes y probablemente se extinguirán si no se realizan esfuerzos para revitalizarlas. De acuerdo con ELCat, 639 idiomas conocidos (10 por ciento del total) ya se han extinguido.

Edward Johh, gran jefe de la nación Tl'azt'en de Canadá, reveló que una de las recomendaciones del panel reunido en la ONU es crear un mapa de todos los idiomas que hay en el mundo a fin de identificar su vigor y su estatus, para saber cómo apoyar su revitalización.

La extinción de lenguas indígenas representa “una crisis muy significativa, que nadie parece entender y que está sucediendo como sucede el cambio climático o la destrucción de sitios patrimonio de la humanidad, aunque en el caso de los idiomas la extinción pasa desapercibida”, alertó.

En entrevista, el representante indígena sostuvo que muchos idiomas desaparecerán si no hay un esfuerzo proactivo impulsado desde los Estados con ayuda de las nuevas herramientas tecnológicas.

Cuando una lengua indígena desaparece, “pierde toda la familia humana una manera de entender lo que es verdadero, así como las lecciones de la historia y las relaciones con la naturaleza, el aire y la tierra, desde el punto de vista de estas culturas”, consideró.

John explicó que cuando una persona relacionada con la industria forestal contempla un bosque, sólo observa fibra y madera, en tanto que los pueblos indígenas, como común denominador, ven una relación casi familiar y un caudal de sabiduría.

“Si perdemos estas manera de ver el mundo, entonces el enfoque económico se vuelve dominante, mientras que disminuye el enfoque que percibe en el bosque una forma de relación”, precisó el representante indígena.

Manifestó que se deberían aplicar medidas como la Comisión de la Verdad y la Reconciliación implementada en Canadá para reconocer y mitigar los efectos del genocidio cultural de las culturas indígenas a manos de colonizadores europeos.

“Necesitamos que los gobierno reconozcan que la ofensiva y el genocidio cultural contra las culturas indígenas fue deliberado, sistemático y proactivo, y que tuvo como eje el intento de destruir sus idiomas”, opinó John.