Omar Brito e Israel Navarro 
21 de junio de 2013 / 01:18 p.m.

México  • El conflicto de los senadores panistas por los recursos de la bancada escaló a un nivel judicial, luego de que los corderistas tomaran a la fuerza las oficinas de la tesorería del grupo parlamentario, hecho por el que se levantó una denuncia por despojo ante el Ministerio Público.

Desde temprano inició una negociación en privado entre el senador Francisco Domínguez —quien fue nombrado por 23 panistas como tesorero el pasado martes— y el coordinador, Jorge Luis Preciado, en la que esgrimieron sus argumentos.

De acuerdo con senadores asistentes, Preciado argumentó que los estatutos que modificaron ante notario público los 23 legisladores cercanos a Ernesto Cordero, contravienen el reglamento del partido, por lo que serían inválidos.

Luego de la reunión, a la que también acudieron los senadores Octavio Pedroza, Carlos Romero Hicks, Gabriela Cuevas y María del Pilar Ortega, Domínguez afirmó que habían acordado con Preciado un “voto de silencio” hasta el 10 de julio, después del proceso electoral en 14 estados.

No obstante, horas después, Domínguez se presentó a las oficinas del PAN conocidas como la Torre Azul, donde, junto con el notario público 37, Flavio Orozco Pérez, tomó las oficinas y avisó al personal que es el nuevo tesorero del grupo.

De acuerdo con el legislador, tuvo contacto con Preciado minutos antes para darle a conocer que tomaría posesión, y tras esperar unos minutos a que enviara “a alguien de su confianza, como Ernesto Ruffo”, el cual no se presentó, procedió acompañado de elementos de resguardo del Senado y el notario.

“Estamos tomando posesión, no hemos tenido ningún negativa de ningún trabajador, vamos a hacer un inventario”, comentó previo a acceder a la oficina.

En entrevista, dijo que lo primero era revisar las finanzas del grupo e indicó que la Mesa Directiva ya le había notificado que las reformas que habían aprobado la noche del martes son válidas.

Al cuestionarlo sobre la prisa por tomar el cargo, señaló que “si ya hay una comunicación ratificada por la Mesa Directiva como tesorero, si hubiera un mal manejo a partir de que me dan conocimiento, yo soy el responsable”.

En el primer piso, lugar donde se encuentra la tesorería, fueron colocados sellos. Lo que provocó que Preciado levantara una denuncia por el delito de despojo ante el Ministerio Público. Al lugar, acudieron agentes del MP para hacer el registro correspondiente durante más de dos horas.

“Irrupción ilegal”

Por la noche, el coordinador del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, anunció que tras la “irrupción ilegal” de su correligionario, Francisco Domínguez, en las oficinas de la Tesorería del grupo parlamentario se presentó una denuncia de hechos ante el Ministerio Público local.

En conferencia de prensa junto a su vicecoordinador, José María Martínez, y el encargado de despacho del área financiera de la bancada, Luis Canuto, indicó que tras los peritajes ministeriales fincarán responsabilidades.

Canuto explicó que cerca de las 16:40 horas, Domínguez, el recién nombrado tesorero de la fracción por parte de los legisladores afines a Cordero, ingresó al piso uno del inmueble y solicitó la salida de todo el personal.

Por su parte, el vicecoordinador parlamentario narró que a su llegada, junto con Preciado, ese nivel “estaba con cadenas y sin chapas”, por lo que calificó el hecho como “deleznable”.

Refirió que durante la madrugada de este viernes el notario público 142, Daniel Luna Ramos, y la agente del MP, Rosa María Nedia García; así como el notario Ramón Galaván recorrerán el imueble para determinar si algun bien fue sustraído y ampliar la denuncia presentada.

Respecto a los cambios estatutarios que hicieron los senadores corderistas el pasado miércoles, Preciado enfatizó que dichos modificaciones “no existen”, toda vez que es el coordinador el único representante y facultado para convocar esas reformas.

Vuelta de hoja

El ex coordinador panista Ernesto Cordero afirmó que el cambio a los estatutos de su bancada garantiza transparencia y certeza, y que es una salida institucional con la que se le da “vuelta a la hoja” en el conflicto interno.

“Con el cambio de estatuto interno del grupo parlamentario, la mayoría de los senadores del PAN le damos la vuelta a la hoja, resolvimos de manera institucional la transparencia y el orden con lo que se deben conducir las finanzas de un grupo parlamentario”, expresó.

Reconoció que el grupo parlamentario del PAN en el Senado estuvo en la opinión pública por mucho tiempo, “no por las razones correctas ni por las buenas causas”, y por eso se decidió resolver este asunto de manera institucional.

“Decidimos, en el contexto normativo, poner orden en todo esto, lo hicimos ayer, y ahora si ya podemos dedicarnos a las cosas importantes”.

Comentó que se hicieron las notificaciones formales, como a la Mesa Directiva, a la Junta de Coordinación Política, a la Secretaría General de Asuntos Parlamentarios y Administrativos. (Notimex/México)

ClavesAnte notario

Veintitrés de los 38 senadores panistas se impusieron y quitaron el control de los recursos de la bancada al coordinador, Jorge Luis Preciado, al nombrar a Francisco Domínguez como tesorero.

El grupo afín a Cordero cumplió su amenaza al asistir a una reunión plenaria que convocaron para realizar una reforma a los estatutos de la bancada, la cual fue encabezada por el vicecoordinador de Política Interna, Fernando Torres Graciano.

Para dar fe estuvo presente el notario público 37 del Distrito Federal, Carlos Flavio Orozco Pérez, con lo que, según los corderistas, “ponemos, por lo menos de nuestra parte, fin a un conflicto que jamás debió ocurrir”.

“Estas modificaciones tienen como propósito generar mecanismos de democracia interna, transparencia y rendición de cuentas.”