AP
11 de agosto de 2015 / 07:47 a.m.

Hong Kong.- La policía de Hong Kong detuvo a cinco conductores del servicio de autos compartidos Uber y registraron la oficina de la empresa en el centro financiero de Asia.

Agentes se hicieron pasar por clientes para arrestar a los cinco conductores como parte de una operación contra los taxis ilegales, dijo la policía.

Los cinco arrestados son sospechosos de transporte ilegal de pasajeros y de manejar sin seguro, explicó un comunicado policial.

La policía no mencionó a Uber Technologies pero la televisora local Cable TV mostró a agentes dentro de la oficina de la compañía en Hong Kong y dijo que se llevaron ordenadores y documentos.

Este el último contratiempo para la compañía con sede en San Francisco mientras su expansión internacional enfrenta múltiples desafíos legales y normativos.

En un comunicado, Uber dijo que respalda a sus conductores al "100%".