24 de diciembre de 2014 / 06:24 p.m.

Berkeley, Missouri. — Un policía blanco mató a balazos a un hombre negro que empuñaba un arma el martes a última hora en una gasolinera de un suburbio de St. Louis, cerca de donde el joven desarmado Michael Brown murió a manos de un oficial blanco en agosto, informó la policía.

Una multitud de unas 200 a 300 personas se reunió en la gasolinera tras el tiroteo y arrojaron ladrillos y pirotecnia contra unos 50 oficiales en el lugar, dijo el jefe de policía del condado de St. Louis, Jon Belmar, el miércoles.

Dos policías resultaron heridos, cuatro personas fueron arrestadas y acusadas de agresión, dijo Belmar. La zona estaba en calma el miércoles por la mañana.

El incidente ocurrió cuando el oficial, miembro del Departamento de Policía de Berkeley desde hace seis años y que respondía a una denuncia de robo, salió de su automóvil para hablar con dos hombres en la gasolinera.

Uno de ellos le apuntó con un arma nueve milímetros cargada, dijo Belmar.

El oficial sacó su arma, retrocedió, tropezó y disparó tres veces. Una de las balas impactó en el hombre con la pistola, otra en un neumático de una patrulla policial y la tercera no se había encontrado, explicó.

Los paramédicos declararon al hombre muerto en el lugar.

El alcalde de Berkeley, Theodore Hoskins, dijo que no quería sacar conclusiones apresuradas pero también enfatizó lo que dijo eran claras diferencias con el caso de Brown en Ferguson, a pocas cuadras de distancia de Berkeley.

"Tenemos una mayoría de oficiales negros en nuestra ciudad", dijo Hoskins, señalando los contrastes con Ferguson. "El alcalde es negro. El administrador de la ciudad es negro. El director financiero es negro. El jefe de policía es negro. Nuestros oficiales son más sensibles", afirmó.

Las autoridades no identificaron al hombre, pero el diario St. Louis Post-Dispatch dijo que su nombre era Antonio Martin y tenía 18 años.

Las autoridades tampoco nombraron al oficial, quien fue puesto bajo licencia administrativa. La policía buscaba al segundo hombre vinculado al incidente.

El oficial había recibido una cámara móvil para usar pero no la estaba utilizando en el momento del tiroteo, y el alcalde dijo que no le sorprendía porque el programa de seguridad era muy nuevo. La cámara de la patrulla tampoco estaba encendida.

FOTO: AP

REUTERS