20 de enero de 2014 / 07:02 p.m.

Los policías del estado de Sao Paulo tendrán un bono extra en su salario si consiguen reducir los homicidios en un 7 por ciento durante el primer trimestre del año, según anunció hoy el gobernador Geraldo Alckmin.

La medida, que todavía tiene que ser aprobada por la Asamblea Legislativa regional, forma parte de una plan lanzado por el Gobierno de Sao Paulo para reducir el índice de criminalidad en el más rico y poblado estado brasileño."Queremos buscar una reducción de los principales indicadores de criminalidad y premiar a los policías que van más allá del cumplimiento de su trabajo", afirmó el secretario de seguridad Fernando Grella.El Gobierno pagará hasta dos mil reales (unos 852 dólares) a los policías si, además de frenar los homicidios, reducen el número de robos."Si todas las metas son cumplidas vamos a pagar 700 millones de reales (unos 298 millones de dólares) en bonos extras", señaló Alckmin, quien precisó que la sociedad "es la que gana".El gobernador también apuntó que el estado profundizará el control y la transparencia de las estadísticas de criminalidad para evitar que los policías manipulen el número de casos con el objetivo de alcanzar las metas.Sao Paulo, la capital del estado homónimo y mayor metrópoli brasileña, será una de las sedes del Mundial de Fútbol que se disputará a mitad de año y entre los partidos que recibirá destaca el inaugural, que protagonizarán las selecciones de Brasil y Croacia, por el Grupo A, en el estadio Arena Corinthians.

EFE.