14 de junio de 2014 / 08:10 p.m.

Moscú.- El presidente ucraniano Petro Poroshenko ordenó hoy responder al derribo de un avión de transporte militar en el aeropuerto de Lugansk, en el que perecieron 49 soldados, y declaró un día de duelo nacional para este domingo.

Poroshenko condenó el ataque ocurrido la madrugada de este sábado, el cual “causó un fuerte pérdida no sólo para las familias (de las víctimas), sino para el país entero”, escribió en una declaración publicada en su página web.

“Todos los involucrados en ese cínico acto terrorista de una magnitud tal, inevitablemente, serán castigados. Ucrania necesita la paz”, sostuvo el jefe de Estado.

El líder ucraniano convocó a una reunión del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa para analizar los más recientes acontecimientos en el este del país, y prometió dar una respuesta adecuada al derribo del avión militar Il-76.

El Ministerio de Defensa de Ucrania informó horas antes que la aeronave de las Fuerzas Armadas transportaba personal militar, equipo y alimentos y fue derribado por un misil cuando estaba aterrizando en el aeropuerto de la región de Lugansk.

Precisó que los nueve miembros de la tripulación y 40 soldados que iban a bordo del avión murieron, de acuerdo con despachos de la agencia ucraniana de noticias Ukrinform.

Mientras, el servicio de prensa estatal de Donetsk informó este sábado que otro avión militar ucraniano, un Su-24, también fue derribado en la localidad de Gorlovka, en esa región, luego de disparar contra el edificio del Departamento de Policía.

En este contexto, el servicio de seguridad de Poroshenko anunció este sábado que encontró explosivos en la entrada de la sede de la Administración Presidencial de Ucrania en Bankova Street, en el centro de Kiev, la noche del viernes.

Una investigación fue lanzada de inmediato y la información al respecto será reportada más adelante, declaró el portavoz Maryna Ostapenko.

Según la Guardia Estatal de Ucrania, los artefactos explosivos consistían en granadas F-1 y RGD, elementos dañinos adicionales y un teléfono móvil, los cuales fueron colocados allí por un hombre poco antes.

FOTO: AP NOTIMEX