RAFAEL RIVERA
9 de febrero de 2015 / 01:20 a.m.

 

Reconocido por su particular manera de festejar, el duelo por el tercer lugar de la Copa Africana de Naciones, entre la República Democrática del Congo y Guinea-Ecuatorial, representó una nueva oportunidad para que el arquero Muteba Kidiaba robara los reflectores.

Tras empatar 0-0, el duelo se definió en penales, instancia en donde los congoleños se impusieron por 4-2.

Ante este resultado, Kidiaba realizó su tradicional festejó de rebotar su trasero con el paso, ahora acompañado por sus compañeros de equipo.