19 de febrero de 2015 / 12:39 a.m.

Con el mediocampista mexicano Héctor Herrera los 90 minutos, Porto se sacudió de estar abajo temprano y, de penal, salió con el empate 1-1 del St. Jakob Park, casa del Basilea, en la ida de los octavos de final de Champions League.

A los "dragones" los vacunaron al minuto 11, con una muestra de velocidad pura que anuló cualquier capacidad de reacción de la zaga visitante.

Fabian Frei soltó un "bombeadito" preciso justo antes de la media cancha que cayó con precisión a los dominios del joven atacante paraguayo Derlis González, quien entre dos rivales, fusiló aprovechando la salida del arquero checo Tomas Vaclik.

Pero caro le salió al club helvético el ponerse adelante en el marcador, ya que al 25 el "guaraní" no pudo más y abandonó el campo producto del impacto que se llevó con el cancerbero en la jugada del gol.

Con la presión de la desventaja, el brasileño Danilo Luiz da Silva se echó el equipo al hombro y tocó la puerta rival en par de ocasiones, una de ellas apenas por arriba del larguero, pero los últimos 15 minutos del primer tiempo transcurrieron sin que pudieran emparejar la pizarra.

Para el segundo tiempo, los pupilos del español Julen Lopetegui salieron revolucuionados del vestidor y se lanzaron al ataque sin reparo y a los 48 minutos negociaron un tiro de esquina, mismo que fue rematado con sendo testarazo por el brasileño Casemiro.

Al cabo de un par de minutos de confusión, el cuerpo arbitral deliberó que el tanto se anulaba por fuera de lugar pues su compañero colombiano Jackson Martínez estaba en posición adelantada y obstruyó el desempeño del guardameta.

La escuadra lusitana no bajó los brazos y siguió en busca del empate por conducto del catalán Cristian Tello y del "cafetero" Martínez, cuyo remate al minuto 65 se fue por encima del larguero y para el 74, el bajacaliforniano intentó sorprender de larga distancia pero el portero enemigo controló bien el balón.

Tanto fue el cántaro al agua que, al minuto 78, los "dragones" vieron recompensados sus esfuerzos, eso sí, cuando el veterano argentino Walter Samuel metió las manos en el área, por lo que Danilo fue el encargado de canjear el “regalo” desde los 11 pasos.

Con el aliciente de haber conseguido al menos un gol en patio ajeno, Porto tratará de sacar ventaja en su hogar, el estadio Do Dragao, el 10 de marzo con aspiraciones de alcanzar los cuartos de final.

NOTIMEX