SERGIO VILLAFUERTE
4 de junio de 2013 / 01:12 a.m.

Pachuca de Soto • La reforma migratoria es un reto y es muy posible, pero claramente "nuestro sistema de gobierno debe llevar su propio ritmo, y después del Senado debe pasar a la casa de los representantes, los diputados", aseveró el embajador de Estados Unidos en México, Antoni Wayne.

En entrevista, luego de visitar la Universidad Autónoma de Hidalgo, el diplomático estadunidense agregó que "al parecer actuarán rápido, he visto en los diarios palabras de un senador demócrata señalando su esperanza de que el congreso actúe en Julio".

Es tema es una de las prioridades para el presidente Obama para este segundo mandato, "pero vamos a ver el trabajo de nuestro Congreso, como ustedes saben nuestro gobierno es de tres partes independientes, y ahora el trabajo es en el Senado".

Sin embargo, en este es un tema que indudablemente es de gran interés para nuestro país y obviamente para los mexicanos que ya radican en la Unión Americana, el embajador norteamericano mencionó que el gobierno de Barak Obama insistirá entre la clase política de su país: "vamos a continuar, esta administración continuará con su apoyo a esta reforma y vamos a ver qué pasa en el Congreso".

Sobre los grupos delictivos, particularmente los dedicados al narcotráfico que se han convertido prácticamente en empresas trasnacionales, Anthony Wayne aseguró que es un asunto importante, que fue tema en la conversación en la reciente reunión de los presidentes Obama y Peña Nieto, "queremos colaborar con la administración en México, esperamos que con éxito, porque el crimen organizado es un asunto que amenaza a ambas democracias", dijo.

Agregó que "hay poblaciones en ambos lados de la frontera que sufren las consecuencias del crimen organizado y de la delincuencia común, debemos trabajar unidos porque no hay solución de un sólo país en esto, es un problema que traspasa las fronteras, debemos trabajar en conjunto y para esto tenemos un buen nivel de colaboración con el gobierno mexicano".

Enseguida fue cuestionado por los reporteros acerca de si su gobierno ha recibido alguna solicitud para ayudar a la búsqueda de los involucrados en el caso Andrés Granier, ex gobernador de Tabasco que llegó a presumir propiedades en Norteamérica, pero el embajador se limitó a mencionar que se tiene una buena colaboración en materia de procuración de justicia, "pero no voy a dar comentarios de algún caso en particular".

Finalmente, comentó sobre la visita del mandatario de China a nuestra nación que se realizará hoy martes: "Como usted sabe bien, primero viene a México y luego a los Estados Unidos. Es un socio muy importante de ambos países, y debemos crear buenas relaciones con China, es un país en crecimiento, es un poder económico y en este momento es un interés tanto de Estados Unidos como México que haya buenas relaciones con China", concluyó.