11 de abril de 2014 / 12:43 p.m.

ATENAS.- La policía prohibió las protestas en la mayor parte de Atenas el viernes ante la inminente visita de la canciller alemana Angela Merkel, un día después de que el país afectado por la crisis regresara al mercado internacional de bonos.

Sindicatos y el partido de izquierda Syriza están respaldando las protestas que se prevén fuera del cordón de seguridad, que estará a cargo de 5.000 policías. Merkel ha sido una de las que más ha apoyado las medidas de austeridad que han ayudado a sanar las finanzas públicas de Grecia, pero que han sido dolorosas para los griegos.

Durante una visita en 2012, la canciller fue recibida por masivas protestas contra las medidas de austeridad y se volvieron violentas.

La seguridad esta vez también se endureció porque el jueves un coche bomba detonó afuera del Banco Central, causando daños pero ningún herido.

La visita de Merkel a Grecia esta semana coincidió con un logro en la recuperación económica griega, ya que regresó al mercado de bonos por primera vez desde 2010 y logró colocar 3.000 millones de euros (4.140 millones de dólares) en deuda a cinco años.

Sin embargo, el país todavía está lejos de sanar su economía, la cual se encogió a casi una cuarta parte durante la crisis y reducir el desempleo desde el actual 27%.

Alexis Tsipras, líder de Syriza, publicó en un diario una crítica al cordón de seguridad diciendo que Merkel no se percatará del impacto de las medidas de austeridad que ha apoyado.

"La invito a visitar un hospital y atestiguar las condiciones de tercer mundo, o una escuela donde los maestros tratan de enseñar a niños mal alimentados", escribió.

Durante su visita el viernes, que durará sólo algunas horas, Merkel planea reunirse con el primer ministro Antonis Samaras.

AP