REUTERS
26 de marzo de 2016 / 03:45 p.m.

Bélgica.- Los organizadores suspendieron una marcha convocada para el domingo en Bruselas en rechazo a los ataques con bomba de la semana pasada, después de que funcionarios de alto nivel instaron a la gente a mantenerse alejada para no sumar exigencias sobre la fuerza policial.

Tres personas fueron acusadas el sábado en Bélgica de realizar actividades terroristas en conexión con los ataques del martes en el aeropuerto y una estación de metro, que dejaron 31 muertos -incluidos tres atacantes- y cientos de heridos.

En los días siguientes a los ataques, la policía realizó una serie de redadas y arrestos en la ciudad y el Gobierno ha mantenido el alerta de seguridad en nivel tres, el segundo más alto.

El alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, y el ministro del Interior, Jan Jambon, pidieron que las manifestaciones se posterguen varias semanas.

"Considerando el nivel 3 de seguridad y la capacidad de la policía, el ministro del Interior y el alcalde les piden que posterguen la reunión de mañana", dijo el alcalde en la red social Twitter.

El organizador, Emmanuel Foulon, quien es portavoz del Parlamento Europeo, dijo que entendía completamente la solicitud.

"La seguridad de nuestros ciudadanos es una prioridad absoluta", dijo Foulon por correo electrónico. "Estamos totalmente de acuerdo con el pedido de las autoridades para postergar este plan para una fecha futura. Nosotros a su vez les pedimos a los ciudadanos que no acudan a Bruselas este domingo", agregó.