3 de marzo de 2013 / 11:37 p.m.

Ciudad de México • El Pacto por México está prácticamente roto por la decisión priista de discutir la aplicación del IVA en medicinas y alimentos, así como la intención del Ejecutivo de fomentar la inversión privada en el sector energético, advirtió Carlos Reyes Gámiz, vocero de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados.

A nombre de su bancada, el legislador perredista hizo, además, un llamado a las fuerzas progresistas de la izquierda y de los otros partidos a conformar un frente "en defensa de los intereses de la población, que comienzan por sus bolsillos”.

“Desde la oposición vemos cómo se mina el Pacto por México como un posible cauce para que el país pueda salir de la crisis, porque el PRI, al pretender que todos los sectores, incluidos los más desprotegidos, sean gravados con un impuesto a alimentos y medicinas, deja que la elusión y la evasión fiscal sigan abriendo boquetes en las finanzas públicas”, remarcó.

Al fijar el posicionamiento de los diputados federales del PRD sobre la eliminación de los "candados" del PRI para discutir la generalización del IVA y la participación de inversiones privadas en Pemex, Reyes Gámiz agregó que, con una asamblea "a modo" para el presidente Enrique Peña Nieto, el priismo regresa al autoritarismo y elimina sus pocos rasgos democráticos que le quedaban.

“Con el cambio de sus documentos básicos, el PRI y Enrique Peña Nieto exhiben sus verdaderas intenciones y programa de gobierno. Están traicionando a sus electores y confirmando los señalamientos que se hicieron en el pasado proceso electoral presidencial de que no había un nuevo PRI”, dijo.

El diputado por el Distrito Federal indicó que lo verdaderamente urgente es una reforma fiscal progresiva, donde paguen más los que más tienen, se combatan los paraísos fiscales, la elusión y la evasión.

Aseguró finalmente que el incremento mensual a las gasolinas sólo empobrece más a la población, y la intención del PRI y de Peña Nieto de fomentar la inversión privada en el sector energético y compartir la renta del mismo no garantiza lo contrario.

FERNANDO DAMIÁN