28 de enero de 2013 / 02:23 p.m.

México • El PRD se encuentra en “"alerta roja"” contra la privatización de Pemex y denunció que frente a la pretensión de permitir la inversión privada en el sector energético nacional, mediante una reforma avalada solo por PAN y PRI, cerrará filas en la defensa legislativa, e incluso a través de una movilización nacional.

“"En el PRD nos encontramos ya en alerta roja ante esa amenaza del PRI. Vamos a convocar a una movilización nacional en defensa de Pemex y también por la protección de la economía nacional. En su momento no dudamos en convocar a movilizaciones populares pacíficas que serán a partir de evaluaciones de cómo se van dando los acontecimientos"”, anunció el secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho.

En tanto, Jesús Zambrano aseguró que una reforma que permita la inversión privada en Pemex es un tema que no se ha tratado en la mesa del Pacto por México y su partido no permitirá que PRI y PAN quieran hacer una mayoría legislativa para lograrlo, y reclamó una posición vaga del gobierno sobre los alcances de la misma.

“"El tema no se ha puesto sobre la mesa y mientras no se pongan esas cosas sobre la mesa, para qué andan ofertando en el exterior una reforma que ni siquiera se sabe todavía su alcance. Ellos hablan en términos vagos y en todo caso, cuando empecemos el debate, lo vamos a hacer de cara a la nación, abierto, transparente"”, señaló el presidente nacional del PRD.

Zambrano demandó ayer al presidente Peña que explique los alcances de la reforma energética que quiere su gobierno, pues desde Chile adelanta un posible acuerdo con Brasil y Petrobras, luego del anuncio que hicieron el titular del Ejecutivo y Dilma Rousseff en la Cumbre de Jefes de Gobierno de América Latina, lo mismo que en Davos, Suiza, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, sugiere la necesidad de modernización de Pemex mediante una reforma energética.

“"Peña en reunión con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, hablando de una alianza estratégica con Petrobras en rubros como energía, información y proyectos compartidos, dicen, sin que hasta hoy se deje claro qué es exactamente lo que proponen con ello"”, explicó.

En conferencia de prensa a la que acudieron diputados y senadores perredistas, Zambrano advirtió que se han recrudecido las presiones por la reforma energética de los “neoliberales trasnochados” que insisten en la privatización de Pemex, y reveló que “"no hay nada más puesto sobre la mesa. Si pretenden ellos, estirando posiciones, pensando que el asunto es solo legislativo, de ninguna manera, vamos a defender este tema con todos los recursos políticos y económicos"”, afirmó.

A su vez, Miguel Barbosa, coordinador perredista en el Senado acusó que del gobierno federal hay arrogancia, primero por la resolución del IFE sobre el caso Monex, la controversia constitucional a la Ley Orgánica de la Administración Pública, y ahora con los anuncios que se hacen desde el extranjero sobre la inversión privada en Pemex.

“"Advierto esa arrogancia con la que el Ejecutivo comienza a equivocarse, y les decimos que la izquierda mexicana estará unida para enfrentar las regresiones democráticas"”.

LILIANA PADILLA