26 de julio de 2013 / 01:29 p.m.

México• La dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y su fracción en la Cámara de Diputados cerraron filas contra la propuesta de reforma energética del PAN y propusieron convocar a un referéndum sobre la apertura de Pemex a las inversiones privadas.

Acompañado por 30 legisladores de las diversas corrientes internas, el líder nacional perredista, Jesús Zambrano, confirmó además la celebración de una consulta pública de su partido en 16 entidades el próximo 25 de agosto y otra más en los 16 estados restantes el 1 de septiembre, con el fin de conocer la opinión de la sociedad sobre la reforma energética.

En el Palacio de San Lázaro, Zambrano refrendó la rotunda negativa de su partido a acompañar una reforma energética que implique modificaciones a la Constitución, como lo plantea la propuesta de Acción Nacional.

Emplazó al gobierno de Enrique Peña Nieto y a los líderes parlamentarios de PRI a definir una posición sobre el proyecto panista o, en su caso, a presentar su propia iniciativa.

“Hemos dicho que las propuestas, especialmente las del gobierno de Peña Nieto, las pongan sobre la mesa; le pregunto, por ejemplo, al coordinador (Manlio Fabio) Beltrones o al coordinador (Emilio) Gamboa si están de acuerdo o no con la propuesta del PAN de modificar los artículos 25, 27 y 28 constitucionales; que lo digan claramente, ¿o cuál es su propuesta?”, expresó Zambrano.

Instó asimismo al Ejecutivo y al Congreso a acelerar la reglamentación de las consultas públicas y convocar al primer referéndum de la historia, precisamente con el tema de la reforma energética.

“Estrenemos el referéndum para un asunto de importancia nacional y antes de cualquier reforma en materia energética, le vayamos a preguntar a la gente formalmente. No solo por nosotros, como lo vamos a hacer en los días que hemos señalado, sino institucionalmente, que nos digan si están dispuestos a eso, a que de cara a la nación se asuma la responsabilidad de lo que ahí se derive”, dijo Zambrano.

En tanto, la legisladora perredista Aleida Alavez advirtió que su partido defenderá a Pemex, incluso con movilizaciones en las calles.

“Si los resultados de la consulta no son escuchados por los personeros de Texaco e Ibedrola en el Congreso de la Unión, acompañaremos desde las calles, las plazas y los barrios a la gente que decida movilizarse para hacer valer su voz, su opinión y su disenso”.

El coordinador de la bancada perredista en el Palacio de San Lázaro, Silvano Aureoles, señaló a su vez que la propuesta panista es “a todas luces privatizadora” y deploró la pretensión de entregar absolutamente la industria petrolera a las trasnacionales.

“Ahora sí que el PAN de plano rebasó por la derecha con su propuesta que, a todas luces es privatizadora. Es un exceso cuándo dicen que el petróleo se puede extraer como si fueran minas, se entrega la concesión y que el que la tiene saque y se lleve lo que pueda y quiera”, puntualizó.

FERNANDO DAMIÁN