14 de julio de 2013 / 07:19 p.m.

Ciudad de México • La fracción del PRD en la Cámara de Diputados se declaró lista para iniciar el periodo extraordinario de sesiones en el Palacio de San Lázaro, alcanzar los acuerdos con las demás fuerzas políticas y asumir una posición responsable para darle al país leyes de beneficio para toda la población.

El coordinador de la bancada perredista, Silvano Aureoles, llamó además a discutir a la brevedad la reforma política electoral.

"A raíz del resultado del 7 de julio y el comportamiento de muchos actores gubernamentales y políticos, sobre todo en los estados, existe la oportunidad de entrar de fondo a la discusión de la reforma política electoral", dijo.

En un comunicado de prensa, Aureoles recordó que entre los temas del periodo extraordinario se encuentran el código procesal único; la regulación de la deuda de estados y municipios; la organización de los registros públicos inmobiliarios y catastros municipales, así como la elección del consejero faltante en el IFE.

Reconoció la importancia de esos asuntos, pero lamentó la imposibilidad de empatar las agendas de la Cámara de Diputados y el Senado de la República para hacer un periodo mucho más productivo.

"A pesar de que se quedan muchos temas, significa un avance y la expresión de compromiso de la Cámara de Diputados de no estar inactiva durante tanto tiempo", indicó.

El legislador michoacano confió por ello en alcanzar un acuerdo con el Senado de la República para concretar un segundo periodo extraordinario en agosto y desahogar temas como la reforma en materia de transparencia y anticorrupción.

Afirmó que el PRD acompañará la minuta del Senado de la República, a fin de que los partidos políticos y sindicatos sean sujetos obligados a rendir cuentas.

"De manera responsable iniciaremos este primer periodo extraordinario y estaremos abiertos a reencauzar los acuerdos para que en el Congreso se cristalice un segundo periodo y darle cauce a las reformas pendientes", insistió.

FERNANDO DAMIÁN