5 de septiembre de 2013 / 08:16 p.m.

Ciudad de México • Amnistía Internacional afirmó estar preocupada por la detención y procesamiento de los periodistas Gustavo Ruiz Lizárraga, de la Agencia Subversiones y Pavel Alejandro Primo, de Multimedios Cronopios, quienes cubrían los disturbios del 1 de septiembre en el centro de la Ciudad de México y fueron consignados por varios delitos incluyendo ultrajes y resistencia a la autoridad.

Estas detenciones podrían constituir represalias de parte de las autoridades por el trabajo legítimo que estaban realizando los dos periodistas con el objetivo de documentar e informar sobre el operativo policial, afirmó Amnistía.

Las autoridades del Distrito Federal estarían violando el derecho a la libertad de expresión y a un juicio justo fundado en la presunción de inocencia y el debido proceso.

Según la evidencia en video y el testimonio de testigos, los dos estaban realizando actividades periodísticas legítimas al filmar la detención de manifestantes por parte de la policía.

Sin embargo, el Ministerio Público los ha procesado y un juez ha fijado una fianza al parecer desproporcionadamente alta en relación con los delitos imputados. Esto podría implicar que los dos permanecerán detenidos de manera prolongada hasta la conclusión del juicio, consideró AI.

Aseveró que es de igual preocupación el retraso de varias horas entre la detención de los dos periodistas y su presentación a agencias del Ministerio Público que se encuentran lejos del lugar de los hechos sin justificación. La evidencia de retraso indebido e irregularidades en las presentaciones ante el Ministerio Público parece haber sido ignorada por el poder judicial.

Es esencial que las autoridades del Distrito Federal garanticen el respeto por el trabajo informativo de todas y todos los periodistas y que el sistema de justicia no se preste para detener y procesar a personas sin motivos legítimos.

EUGENIA JIMÉNEZ