18 de julio de 2013 / 08:28 p.m.

Ciudad de México • El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, presentó su propuesta de reforma energética que contempla modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, para impulsar el crecimiento económico, la competitividad, la generación de empleos y mantener la independencia energética.

En conferencia, aseguró que a juicio del PAN la iniciativa que proponen es la que México necesita, por lo que la defenderán en el Congreso para que sea aprobada.

"(Son) los contenidos de la reforma energética deseable y posible a nuestro juicio, no solo no creemos que sea una propuesta, sino que es la que México necesita. Partimos del supuesto de que serán cumplidos los compromisos del adendum que nos permitirán avanzar en las reformas pendientes en materia hacendaria y energética", afirmó.

Aclaró que la propiedad de los hidrocarburos seguirá siendo de la nación y que Pemex seguirá siendo una empresa propiedad del estado mexicano; sin embargo, precisó que "será una empresa que compita con empresas privadas y con asociaciones público privadas en la exportación, exploración, transportación, producción, refinación y petroquímica mediante esquemas de concesión".

Acompañado por los coordinadores del PAN en el Congreso, Madero reconoció que el modelo de la industria petrolera mexicana está agotado, ya que es un modelo "inviable e insostenible", que necesita ser reformado a fondo para que vuelva hacer productivo.

"La reforma energética de gran calado es la única que puede permitir superar nuestras deficiencias y debilidades y convertirlas en oportunidades de crecimiento, desarrollo y competitividad".

Con su propuesta se pretende impulsar el desarrollo y la inversión en energías renovables, “que permitan la entrada de energías limpias que permitan cuidar el medio ambiente, además del mismo modo impulsaremos la inversión en la generación de electricidad para que sea más accesible a partir de la competencia”.

Madero rechazó que la iniciativa sea privatizadora, porque "no permitirán la venta ni de un tornillo de Petróleos Mexicanos (Pemex)".

Aseguró que "la aritmética le da" para aprobar esta propuesta junto con el PRI, sin embargo, indicó que buscará los acuerdos necesarios para impulsarla también con el PRD.

Entre los beneficios que contempla la reforma energética del PAN que será presentada el 31 de julio en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, está una inversión de capital de 20 a 30 mil millones de dólares, crecimiento adicional de 1 al 2 por ciento del PIB y la generaciones al menos 100 mil empleos por año, así como una reducción del costo de la energía eléctrica hasta en 40 por ciento.

También se estipula la creación de dos nuevos organismos: la Comisión Nacional de Hidrocarburos y el Fondo Mexicano del Petróleo que será el responsable de la renta petrolera y no financiará el gasto corriente.

Los panistas aseguraron que la reforma energética tiene que aprobarse inmediatamente después de que se apruebe la reforma política.

Redacción