2 de abril de 2013 / 08:51 p.m.

El panista José María Martínez indicó que el Programa de Primer Empleo de 2007 fue cancelado en 2010 con un remanente de mil millones de pesos que la iniciativa privada no aprovechó para abrir nuevas plazas.

Ciudad de México • La bancada panista en el Senadoy el perredista Benjamín Robles presentaron una nueva Ley de Fomento al Primer Empleo para los jóvenes estudiantes y egresados de educación superior, al revelar que el programa implementado en 2007 tronó, al no ser utilizado por los patrones. 

Al presentar la iniciativa, el panista José María Martínez informó que el Programa de Primer Empleo (PPE) constituido en 2007 para impulsar estas plazas para jóvenes egresados, con 3 mil millones, fue cancelado en 2010 con un remanente de mil millones de pesos que la iniciativa privada no aprovechó para abrir esas plazas.

Por ello, ante el ambiente de recesión y desaceleración que muestra Estados Unidos, y que puede impactar en la economía mexicana, se impulsar esta iniciativa que permitirá a los empresarios deducir gravámenes del Impuesto Sobre la Renta y del Impuesto Especial a Tasa única (IETU) si fomentan la creación de plazas para jóvenes recién egresados.

El jalisciense subrayó que el objetivo es incentivar el empleo de los jóvenes que gracias a sus esfuerzos obtienen un título profesional o técnico al concluir sus estudios, así como incentivar mediante estímulos fiscales, retomados de los esfuerzos plasmados en la Ley del Impuesto Sobre la Renta capítulo del Fomento al Primer Empleo, a las empresas o patrones empleadores de jóvenes sin experiencia, “para con ello motivar a los jóvenes a estudiar o permanecer estudiando”.

“Tenemos la certidumbre de que en la medida de que las personas tengan una oportunidad laboral que satisfaga sus necesidades y busque el cumplimiento de sus pretensiones y deseos, en esa misma medida cada habitante económicamente activo crecerá satisfactoriamente y por ende, fortalecerá al Estado”, estableció.

La iniciativa, suscrita por los panistas Martínez Martínez, Carlos Mendoz y Daniel Ávila, así como el perredista Benjamín Robles, prevé que para ser elegible para un puesto de nueva creación el trabajador de Primer Empleo deberá contar ser mayor de 18 años y menor de 29 años de edad, ser residente del territorio nacional y contar con Clave Única de Registro de Población.

Asimismo, las contrataciones deberán tener concordancia entre la profesión o carrera técnica acreditada por el trabajador de Primer Empleo y el puesto de nueva creación, ser de calidad y de acuerdo con los perfiles, expectativas y entorno del trabajador.

ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO