28 de mayo de 2013 / 12:34 p.m.

Ciudad de México  • Al poner en marcha el Comité Nacional de Productividad, el presidente Enrique Peña urgió a detonar la eficacia del país en este rubro, pues remarcó que cuando crece la producción disminuye la pobreza.

“Si en los últimos años los índices de productividad hubiesen sido similares a los que ha tenido Corea, nuestro producto interno bruto, es decir, nuestra capacidad de generar riqueza por nuestros productos, sería cuatro veces mayor a la que hoy tenemos y el número de mexicanos en pobreza sería 86 por ciento menor”, explicó el mandatario.

El país asiático contaba con índices de productividad similares a los de México hace 50 años; sin embargo, después de la década de los 60, en nuestro país los mismos índices tuvieron números negativos, lo que no corresponde al crecimiento de la población ni a la estabilidad macroeconómica.

El gobierno federal creó el Comité Nacional de Productividad con el que se busca tener una política encaminada a generar más, con los recursos que ahora se tienen.

El comité, conformado por empresarios, sindicalistas, académicos e integrantes del gobierno federal, efectuará diagnósticos para ubicar los mecanismos con los que el país puede ser más efectivo en sus procesos de creación, manufacturación y comercialización.

Entre los integrantes del comité se encuentran el rector de la UNAM, José Narro; el presidente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani, y el secretario de la CTM, Carlos Aceves, entre otros. De acuerdo con el Presidente, el rezago que ha tenido México a lo largo de los últimos 50 años en materia de productividad lo ha llevado a un lento desarrollo.

Según lo dicho por el mandatario, de haberse sostenido una productividad en los últimos años, actualmente el país tendría ese indicador cuatro veces más alto y la pobreza hubiera disminuido 86 por ciento.

“Las acciones para aumentar la productividad pueden ser tan complejas como innovar tecnologías o la planta industrial, pero también tan sencillo, como hacer espacios laborales seguros, óptimos y limpios para los trabajadores”, explicó. Peña destacó la urgencia de concentrar políticas económicas para mejorar este escenario.

Durante su discurso, el Presidente insistió en que las reformas que se discuten, tanto en los congresos como las que están planteadas en el Pacto por México, son las que pueden ayudar a fomentar cambios que impulsen el desarrollo del país.

“Multiplicar esos esfuerzos en favor de la productividad, requiere de transformaciones profundas. Son necesarias reformas para contar con energía suficiente y accesible, así como un sistema tributario sólido y sencillo.”

Miriam Castillo