15 de febrero de 2013 / 01:47 a.m.

Ciudad de México • Frente a integrantes del cuerpo diplomático y a embajadores que recién presentaron sus cartas credenciales, Enrique Peña presentó los cuatro ejes de la política exterior que mantendrá durante el sexenio.

Como uno de los ejes principales, el mandatario federal destacó que el gobierno mexicano defenderá los intereses de la ciudadanía en el extranjero y "donde quiera que haya un mexicano en dificultad, ahí deberá estar su gobierno para apoyarlo y respaldarlo", dijo.

En esa misma línea, el mandatario mexicano aseguró que el gobierno federal saluda “con esperanza” la posibilidad de que se complete una reforma migratoria integral en Estados Unidos.

En la segunda reunión con diplomáticos y embajadores, el presidente Peña ofreció una relación franca y cercana con los representantes de otros países en México y se pronunció por fortalecer la presencia del país en el ámbito internacional.

“Vamos a consolidarnos como un estado que respeta y promueve el derecho internacional; como un país promotor del comercio mundial, un garante de las inversiones que recibe, como un actor solidario, responsable que abandera la paz y defiende los derechos humanos”, sentenció.

El primer eje de la política exterior, será fortalecer la presencia del país, lo que significa estrechar las relaciones bilaterales y ampliar la capacidad para incidir en la conformación de un orden internacional más próspero y equitativo en cada país.

El segundo pilar es ampliar la cooperación internacional es decir, que se concentrará en que las relaciones con otros países ayuden a mejorar la calidad de vida de los mexicanos. Asimismo, actuará con solidaridad y “dará lo mejor de sí para la solución de los conflictos globales”.

Como tercer punto se propuso dar mayor impulso a la imagen de México en el ámbito histórico, cultural y sobre todo, económico.

Por último dijo que se vigilarán los intereses del país en el extranjero. En ese sentido, advirtió que será vigilante de la situación de los mexicanos en el exterior.

También destacó que la relación con América del Norte tendrá un énfasis especial por ser las principales piezas del comercio e inversiones que se atraen al país. Sin embargo resaltó la necesidad de reforzar los lazos con América Latina como un bloque que pueda significar avances comerciales y económicos.

"El objetivo es consolidar esta región como una más fortalecida, más sólida y más próspera. Reforzar la región nos dará una voz más fuerte y que logre una mayor atención del mundo entero", dijo.

Miriam Castillo